"No aceptaré una sentencia por el procés que no sea la libre absolución"

El escupitajo de Torra a la cara de Sánchez llamando a la sublevación: «El referéndum ya se ha hecho»

El presidente de la Generalitat da a conocer su hoja de ruta y lanza un órdago al Gobierno, que le responde: "las sentencias de los jueces hay que aceptarlas"

El escupitajo de Torra a la cara de Sánchez llamando a la sublevación: "El referéndum ya se ha hecho"
Quim Torra TW

Y se veía venir cómo se las gastaría, viniéndose arriba tras la inacción y bajada de pantalones de Pedro Sánchez y con unas amenazas de juzgado de guardia. Con pocas sorpresas, el nuevo inquilino de la Generalitat puso de largo este martes 4 de septiembre de 2018 la hoja de ruta del independentismo. Lo hizo en una conferencia a su medida pronunciada en el Teatro Nacional de Cataluña titulada ‘Nuestro momento’.

Quim Torra afirmó desde el primer minuto que «su punto de partida» es la declaración de independencia que formalizó el Parlament el pasado 27 de octubre: «¿Y ahora qué? Cataluña como Estado independiente en forma de república».

Torra interpeló directamente al presidente del Gobierno para comunicarle que valora su «solución política» de votar en referéndum un nuevo Estatut, pero la desdeña porque «el referéndum ya se ha hecho». «No deja de ser interesante», apunta Torra, que «el Gobierno reconoce la crisis institucional» abierta por la sentencia contra el Estatut «y a la vez reconoce que la solución ha de venir por una vía política».

Ha advertido de que «no aceptará» que los soberanistas que serán juzgados por el ‘procés’ sean condenados y ha avanzado que, en caso de que no sean absueltos, se pondrá «a disposición» del Parlament, y ha recalcado que «en ninguna democracia del mundo puede ser delito poner urnas», por lo que

«no nos resignamos a unas sentencias injustas que sólo traerían más dolor, más conflicto, más represión. Sobre humillaciones no se construirá nunca nada».

«O libertad o libertad», exclamó el president, emulando el «o referéndum o referéndum» que en su día pronunció Carles Puigdemont para anunciar el 1-O y aunando dos advertencias en una sola proclama: la de que no aceptará la condena a los encarcelados y la de que no renunciará a implantar la república catalana si el Gobierno se niega a autorizar un referéndum de autodeterminación.

Tras escuchar la hoja de ruta soberanista anunciada por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, ha comparecido en La Moncloa para mostrar la postura del Gobierno ante la petición de absolución de los políticos presos y la negociación de un referéndum pactado realizada por el Govern catalán.

«Hemos escuchado con atención un discurso que no ha abandonado las claves del independentismo más clásico. Es un relato construido con piedras más ancladas en el S.XIX y en el S.XX que en el S.XXI. Hemos escuchado un relato sin demasiadas novedades dirigido a los independentistas para los independentistas de forma exclusiva»,

ha lamentado una Isabel Celaá que, en un tono conciliador, ha querido negar la mayoría de los argumentos ofrecidos por Torra.

Albiol y Torra se enzarzan en el acto por las víctimas en Cambrills  y el popular hace salir corriendo al fanático president independentista

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído