Chantaje a la vista en una Cataluña independiente: 'La distribución de activos y pasivos', con el Museo Reina Sofía y el Museo Arqueológico Nacional incluidos

La cabronada que quería hacerle el lince de Oriol Junqueras al Museo del Prado

La cabronada que quería hacerle el lince de Oriol Junqueras al Museo del Prado
Oriol Junqueras (ERC). EP

El informe fue elaborado por el antaño director de Patrimonio del Departamento de Economía y Hacienda que dirigía Oriol Junqueras, Francesc Sutrias, y pone cuanto menos los pelos de punta. Da fe de cómo se las pensaban gastar los golpistas ahora encarcelados, si su faena hubiera culminado con vuelta al ruedo y dos orejas. (La macabra obra de teatro que Junqueras y sus compinches celebrarán babeando el día de la Fiesta Nacional).

Remitido por la Guardia Civil al titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, Juan Antonio Ramírez Sunyer, fue encontrado durante el registro del despacho del número 2 de Junqueras en el Departamento de Economía, y fue elaborado en diciembre de 2016 con el título ‘La distribución de activos y pasivos’. (El vídeo oculto de Junqueras limpiándose el culo con las leyes que deja bizcos a los catalanes).

En el mismo, se incluían el Museo del Prado, el Museo Reina Sofía, el Museo Arqueológico Nacional y todos los archivos gestionados por el Gobierno español. ¿El objetivo? Se pretendía incluir todos estos bienes en una hipotética negociación para el «reparto de activos» entre España y una Cataluña independiente. (Herrera se suma a la #TVEsinGolpistas: «El problema no está en entrevistar a Junqueras en ‘Informe Semanal’, sino en hacerle un masaje»).

Según da cuenta ‘OkDiario‘, se trata de un exhaustivo inventario de todos los bienes que los golpistas tenían previsto reclamar al Estado español, en la «negociación bilateral» que Carles Puigdemont había anunciado para culminar el proceso de independencia.

La Generalitat había valorado en 20.000 millones de euros los 4.630 inmuebles que los distintos Ministerios gestionan en Cataluña. Pero la voracidad de los golpistas no se iba a acabar aquí.

La pretensión de la Generalitat era reclamar al Estado, en una negociación de independencia pactada, todas las piezas de origen catalán que están depositadas en el Museo del Prado, el Museo Nacional Centro Reina Sofía, el Museo Arqueológico Nacional, el Museo del Traje, el Museo Nacional de Artes Decorativas, el Museo Nacional de Cerámica, el Museo Lázaro Galdeano y los «archivos y registros contemporáneos» gestionados por el Estado.

Esta negociación partiría de un chantaje inicial: el propio Oriol Junqueras había anunciado varias veces que si no se produce una «independencia pactada», la Generalitat se desentendería de su deuda pública, que supera los 80.000 millones de euros. Buena parte de esta deuda está avalada y respaldada por el Estado, por lo que tendrían que hacerse cargo de ella el resto de los españoles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído