Los cachorros de la CUP

Los fanáticos de Arran confiesan que se inspiran en el etarra que asesinó a Carrero Blanco para atacar al juez Llarena

Los violentos independentistas catalanes justifican el uso de la violencia para sus propósitos y evocan la figura de 'Argala, el flaco'

Los fanáticos de Arran confiesan que se inspiran en el etarra que asesinó a Carrero Blanco para atacar al juez Llarena
Mar Ampurdanès, portavoz de Arran, el etarra Argala y el comunicado amenazando a Llarena. EP

Le han tomado la medida al socialista Pedro Sánchez y a su ministro García-Marlaska y cada día ‘aprietan’ más, como les aconseja hacer el xenófobo y racista Quim Torra.

Los esfuerzos que la televisión pública TV3 ha dedicado durante los últimos años para blanquear y presentar como «patriotas» a los asesinos de ETA y Terra Lliure comienzan a dar sus frutos.

Los cachorros de la CUP, integrados en la organización juvenil Arran, han utilizado las palabras del terrorista de ETA José Miguel Beñarán, alias Argala, para justificar su último ataque contra la vivienda del juez Pablo Llarena.

Arran ha publicado el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: «Hacemos nuestras las palabras de Argala:

‘Los pueblos no practican la violencia por gusto de hacerlo. La violencia popular es siempre defensiva frente a la violencia institucionalizada de la clase explotadora, y por lo tanto completamente legítima».

El mensaje va ac0mpañado de una fotografía, en la que aparecen varios miembros de Arran arrojando pintura sobre el portal de la vivienda del juez Pablo Llarena en Barcelona.

José Miguel Beñarán, conocido como Argala, fue uno de los miembros del comando de ETA que asesinó al almirante Luis Carrero Blanco el 20 de diciembre de 1973, con un explosivo accionado al paso de su vehículo. En el atentado fueron asesinadas otras dos personas: el conductor del coche, José Luis Pérez Mogena, y el inspector de Policía Juan Antonio Bueno Fernández.

Tras el atentado, Argala huyó al sur de Francia, donde participó en la creación de nuevos comandos de ETA, cuyos integrantes eran enviados a campos de Yemen, Líbano y Argelia para recibir adiestramiento.

José Miguel Beñarán, Argala, murió en la localidad francesa de Anglet el 21 de diciembre de 1978, asesinado por un procedimiento muy similar al que él mismo había utilizado contra Carrero Blanco. Cuando accionó el contacto de su coche, estalló un potente explosivo que le habían colocado en los bajos del vehículo. El atentado fue reivindicado por el Batallón Vasco Español, precedente de los GAL.

El futuro judicial de Arran

En la última semana, Arran ha atacado la vivienda del juez Pablo Llarena y una comisaría de la Policía Nacional en Terrassa. Además se han registrado otros episodios violentos, como el lanzamiento de estiércol contra varios juzgados y las pintadas con esvásticas del coche del presidente del Partido Popular catalán, Alejandro Fernández.

Ciudadanos ya presentó una denuncia contra Arran por delito de odio tras el ataque a la casa del juez del Tribunal Supremo. Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, pidió este viernes desde Sevilla «la ilegalización de la kale borroka que está actuando en Cataluña», en referencia a la organización radical juvenil.

El Ayuntamiento de su localidad natal, Arrigorriaga, le rindió homenaje poniendo su nombre a una plaza del pueblo: la Plaza Argala. Hasta que en febrero de 2009 el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ordenó retirar la placa por humillar la memoria y «la dignidad de las víctimas del terrorismo».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído