LAS MEMECES DEL INDEPENDENTISMO EN CATALUÑA

La Rebelión de los Mossos: amenazan a Torra con dejar a los CDR asaltar el Parlament de Cataluña este 21 de diciembre

La Rebelión de los Mossos: amenazan a Torra con dejar a los CDR asaltar el Parlament de Cataluña este 21 de diciembre

Los Mossos están hartos. Los funcionarios de la policía de la Generalitat no soportan más presión, ni ser el centro de todas las críticas por hacer su trabajo (Un juez de Cornellà procesa a la cúpula de los Mossos por su vergonzosa pasividad el 1-O).

Un año después del 1-O, por el que parte de los mandos policiales están procesados judicialmente y los Mossos pasaron a ser patrimonio protegido del independentismo y diana de todas las críticas del constitucionalismo, las tornas se han cambiado y hoy, el divorcio entre los separatistas y la policía autonómica es total (Pablo Casado aplicará en Cataluña un 155 ‘duro’, incluyendo TV3, la educación y los Mossos ).

Esta ofensiva contra la policía catalana la encabezan la CUP y los CDR, pero lejos de lo que debería ser normal, han encontrado un aliado perfecto en el Palau de la Generalitat: ni más ni menos que el máximo jefe de los Mossos (Los Mossos reparten ‘media docena de hostias’ entre los energúmenos de los CDR, para cubrir el expediente).

Quim Torra no quiere ser el malo de la película y prefiere doblarse ante la CUP cediendo a sus presiones que plantarles cara y defender la labor del cuerpo policial. Hasta el punto que su actitud, ha dinamitado la paciencia de los agentes que consideran intolerable que desde Eslovenia, sin visualizar las imágenes de lo sucedido en Gerona y Tarrasa y sin haber hablado antes con ellos, el Presidente catalán de órdenes al consejero de Interior Miquel Buch de purgar a los responsables de la BRIMO.

El hartazgo del activismo de Torra para los Mossos es tal, que allí donde hace unos días repelían a sus compañeros Bomberos que pedían mejoras laborales, el miércoles se unirán también los agentes (Cataluña: Médicos y Bomberos se enfrentan a los Mossos en las puertas del Parlament).

En grupos de mensajería rápida con casi 5.000 miembros -más del 25% de la plantilla actual-, algunos agentes han hecho un llamamiento a entrar por la fuerza a la sede del legislativo catalán, lo mismo que evitaron hicieran los Bomberos hace unos días. Consideran que el acuerdo de los médicos, que también protestaban, con la Generalitat, debe ser equiparable al que reclaman ellos.

Los agentes de los Mossos también amenazan a Torra de hacer una huelga con los brazos caídos el día 21 de diciembre, cuando los CDR y la ANC plantean bloquear Cataluña, coincidiendo también con la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona. Es más, para secundar la huelga encubierta, los policías proponen «la gripe azul».

En un mensaje al que ha tenido acceso Joan Guirado de OKDiario dicen:

«los Mossos estamos hasta los cojones, no volveremos a permitir que se juegue con nuestra dignidad y nuestra integridad física».

Lamentan tener que aguantar «políticos inútiles e ineptos» y les advierten que dejarán llegar a los manifestantes a la cocina del Parlament para que luego decidan si la relación que quieren con el cuerpo policial es de «respeto o confrontación total».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído