LIQUIDACIÓN Y CIERRE DEL CORTIJO SOCIALISTA EN ANDALUCÍA

Juanma Moreno a los de Podemos: «Yo no me puedo comprar una casa de 600.000 euros como la de Pablo Iglesias»

Juanma Moreno a los de Podemos: "Yo no me puedo comprar una casa de 600.000 euros como la de Pablo Iglesias"
Juanma Moreno Bonilla (PP). EP

Día histórico, este 16 de enero de 2019, en Andalucía. Juan Manuel Moreno Bonilla, líder del PP en la comunidad analuza, se convierte este miércoles en el séptimo presidente andaluz y el primero no socialista (El casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero es ilegal y está construido en un parque natural protegido).

Acabado el debate, se procederá a la votación en la que Moreno será elegido presidente de la Junta en primera votación al obtener mayoría absoluta, gracias a los apoyos de Ciudadanos y VOX, con los que ha firmado pactos de investidura.

En esta segunda sesión del debate de investidura, se han convocado también movilizaciones, en esta ocasión promovida por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT).

Eso en el exterior, porque en el interior también ha estado el asunto muy movido.

 El portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía, Francisco Serrano, ha inaugurado el debate de la investidura de Juanma Moreno (PP) con un ataque frontal a lo que su partido llama «ideología de género».

«Queremos que no se engañe más a las mujeres. Los españoles tenemos sexo, no género».

Serrano se ha presentado como el adalid de esos «españoles y andaluces que están hartos de las imposiciones ideológicas en materia de género» y, al tiempo, «en contra de que haya cualquier víctima en el ámbito familiar».

Tras esa acotación, el ex juez ha cargado contra «quienes se sirven de suculentas subvenciones y ayudas» usando, a su juicio, la violencia machista a su favor.

«El número de maltratos no se ha reducido pese a la ingente cantidad de dinero, pero sí ha servido para la mejor calidad de vida e muchas asociaciones que no se han visto fiscalizadas hasta ahora».

El líder andaluz de Vox, observado desde la tribuna de invitados por Santiago Abascal, ha trufado su discurso de referencias a sus grandes banderas ideológicas, como la deportación de los 52.000 inmigrantes irregulares que aseguran que existen en Andalucía, o una enmienda a la totalidad de la ley del aborto, o una encendida defensa del flamenco, la caza y los toros.

«Entramos en el Parlamento con el orgullo de ser la fuerza decisiva del cambio en Andalucía. Vox ha sido el partido que ha facilitado la alternativa ‘de-mo-crá-ti-ca'».

«Vox ha sido la herramienta que ha puesto fin al régimen socialista», ha agregado, en defensa de sus «12 diputados bisoños».

«Somos un partido de extremo sentido común. Damos respuesta a españoles que están hasta el gorro y la gorra del lenguaje inclusivo».

El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz ha cargado contra el PSOE con dureza, pero lo ha hecho con más inquina aún contra Adelante Andalucía y Podemos, partidos a los que ha tachado de «nuevos fascistas disfrazados de demócratas».

Después, ha acusado a Ciudadanos «de despreciar a los 400.000 andaluces que votaron a Vox, a los que han querido imponer un cordón sanitario».

Juan Marín, líder andaluz de Ciudadanos y vicepresidente de la Junta de Andalucía ‘in pectore’, recuerdó que después de casi 40 años de gobiernos socialistas, «el principal problema de Andalucía sigue siendo el paro, a pesar de las ayudas recibidas».

Parafraseando a Einstein, ha dicho:

«Se abre ante nosotros una oportunidad histórica. Es también una responsabilidad. Y espero y deseo que esa oportunidad se convierta en bienestar para todos los andaluces. Para conseguir resultados diferentes hay que hacer cosas distintas».

Teresa Rodríguez, la vocinglera lider de la franquicia de Pomemos en Andalucía, ha cargado con dureza contra el bipartito que está a punto de hacerse con el control de la Junta porque está «entregado a la extrema derecha», en alusión a Vox, a cuyos doce parlamentarios le ha dedicado buena parte de su intervención.

La autonomía, ha dicho, está en peligro con el nuevo Ejecutivo que encabezará Moreno Bonilla, al que ha criticado por hablar en su discurso de ayer de «región».

Tanto es así, ha insistido, que el líder del PP andaluz más que presidente de la Junta va a ser «gobernador civil».

Moreno Bonilla ha restregado por la cara de la podemita su «retórica reduccionista», con un discurso «lleno de clichés» y estereotipos.

Frente a esa visión, ha defendido que el PP está formado por personas de toda condición y clase y ha proclamado su defensa de Andalucía al tiempo que ha arremetido contra Podemos y sus «lagunas».

«No tienen claro que vivimos en un proyecto común y compartido que se llama España».

El chalé de lujo de Pablo Iglesias ha salido también a la palestra para rebatir la censura de Rodríguez a las políticas sociales del nuevo gobierno.

«Yo no puedo comprarme una casa de 600.000 euros y 2.352 metros cuadrados»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído