Política en Castilla y León

La Junta da un paso más para la protección de las víctimas de la violencia de género

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy el decreto que regula la autorización y funcionamiento de los centros de la Red de Atención a Víctimas de Violencia de Género de Castilla y León

La Junta da un paso más para la protección de las víctimas de la violencia de género
Alicia García junto a Milagros Marcos

Entre las principales novedades que incorpora el nuevo decreto cabe destacar la distinción que hace entre el funcionamiento que deben tener los centros pertenecientes al sistema de responsabilidad pública y los centros privados. Los centros públicos están sujetos a unos procedimientos de actuación, instrucciones y herramientas que se han elaborado para conseguir ese funcionamiento coordinado.

Se pondrá en marcha una aplicación informática de gestión de plazas de los centros de acogida, para que las comisiones técnicas que determinan los ingresos sepan en todo momento la situación real de ocupación de plazas y facilite su labor a la hora de ingresar a las víctimas de violencia de género y personas dependientes de ellas.

También se regula un régimen de acreditación de los centros, como un plus de garantía de calidad y buen funcionamiento de los mismos, destacando en este punto la coherencia en su funcionamiento con los principios y directrices del modelo de atención integral a víctimas de violencia de género ‘Objetivo Violencia Cero’, la coordinación con el resto de agentes implicados, la formación continuada del equipo profesional del centro, el desarrollo de programas orientados a la inserción laboral de las víctimas, o la aplicación de un sistema de control de calidad.

Otra de las novedades importantes del decreto es que, además de los centros y casas de acogida existentes, se prevé la existencia de centros especializados según las necesidades específicas de las víctimas (drogodependencias, discapacidad, enfermedad mental grave, víctimas de trata…), así como un servicio complementario de fomento a la autonomía, muy similar a las funciones que desempeñan actualmente los centros de día. Durante esta legislatura ya se han puesto en marcha algunos de estos centros especializados: en el año 2018 se decidió crear 3 plazas residenciales para víctimas de trata y recursos habitacionales para mujeres víctimas de violencia de género drogodependientes (9 centros), además de los recursos habitacionales ya disponibles para mujeres víctimas de violencia de género con discapacidad por enfermedad mental grave.

Se trata de una nueva tipología de centros que responde a la reciente actualización del Catálogo de Servicios Sociales en la prestación de atención en centros residenciales, que incorporó las nuevas modalidades de servicio de atención integral a mujeres víctimas de violencia de género con discapacidad por enfermedad mental grave; servicio de atención integral a mujeres drogodependientes en situación de violencia de género y servicio de atención especializada a mujeres y niñas víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído