GILIPOLLAS SIN FRONTERAS

Colas kilométricas para visitar el buque insignia de la Armada española, para cabreo de PNV, PSOE, Podemos y Bildu

Desde primera hora de la mañana miles de personas hacen cola en el muelle de cruceros de Guecho

Colas kilométricas para visitar el buque insignia de la Armada española, para cabreo de PNV, PSOE, Podemos y Bildu
Juan Carlos I (L-61) RS/PD

Cuando los representantes en el Ayuntamiento de Getxo de PNV y Bildu, y sus palmeros Podemos y el PSOE, aprobaron una declaración contra el atraque del Juan Carlos I, muchos dimos por descontado que los vascos fumaban en pipa ante la execrable arribada del buque insignia del Imperio del Mal (España: El centro-derecha baja y el pacto ‘Frankenstein’ de Sánchez con independentistas y proetarras hace mayoría).

Y ha sido así, porque el público, de una manera libérrima, ha hecho colas de más de una hora para conocer la nave española (Al caradura Pedro Sánchez no le queda otra que abrazarse a los proetarras de Bildu y a los golpistas catalanes).

Los visitantes se cuentan por miles y vascos de las tres provincias se acercaron a visitar el coloso de la ingeniería naval militar (Las opciones están claras este 28M: votar a Sánchez es votar a favor de golpistas y proetarras).

Lo cual, en opinión de Luis Ventoso en ABC, lleva a sospechar que una cosa son los vascos y otra muy distinta el proyecto de ingeniería social que desde hace décadas predica el extrañamiento y el odio a España.

El Juan Carlos I (L-61), catalogado inicialmente como Buque de Proyección Estratégica, es un buque de asalto anfibio de la Armada Española botado el 10 de marzo de 2008 por la empresa española Navantia según wp, ​que recibe su nombre en honor al rey Juan Carlos I de España. (País Vasco: una sociedad moralmente enferma)

Ajenos a la marabunta política e ideológica del Ayuntamiento de Guecho, vecinos de todas las zonas del País Vasco han respondido a la llamada del buque Juan Carlos I, que este sábado ha abierto por primera vez sus puertas al público.

Desde primera hora de la mañana, miles de personas hacen cola en el muelle de cruceros del municipio vizcaíno para conocer las entrañas del buque insignia de Armada Española.

Para algunos de los presentes, se trata de toda una demostración de apoyo a los emblemas estatales, según recoge Adrian Mateos en ABC.

Los ciudadanos vascos han puesto fin a la polémica suscitada desde el Consistorio guechotarra, que trató de dinamitar la llegada del portaaviones haciendo público su rechazo a los navíos de guerra.

La declaración institucional aprobada por la Junta de Portavoces del Ayuntamiento del fue suscrita también por los socialistas, que contaron con el amparo de la dirección nacional. (¿Sabías que la madre de uno de los condenados de Alsasua, es cabeza de lista de Bildu en Navarra?)

Una postura que muchos consideran «ridícula».

Hay, pese a todo, quienes han tratado de agriar el ambiente festivo de la jornada. Una comitiva de personas con pancartas de rechazo al buque, lo que ha provocado algún leve momento de tensión entre los presentes.

Sin embargo, en términos generales, la mañana se está desarrollando son total normalidad.

El portaaviones, que ha participado en aguas del Cantábrico junto a la fragata Cristóbal Colón, llegó a primera hora de la mañana de este viernes al puerto vizcaíno, donde permanecerá hasta mañana.

El buque tiene previsto celebrar dos jornadas de puertas abiertas, la primera el sábado 23, de 10:00 a 18:30 horas, y la segunda este domingo 24 de marzo de 2019 de 10:00 a 13:30 horas.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido