ELECCIONES AUTONÓMICAS Y MUNICIPALES

Cs sopesa exigir la alcaldía para Begoña Villacís, a cambio de dar al PP las presidencias de Murcia, Castilla y León y Madrid

Cs sopesa exigir la alcaldía para Begoña Villacís, a cambio de dar al PP las presidencias de Murcia, Castilla y León y Madrid
Begoña Villacís (CS) y José Luis Martínez-Almeida (PP). EP

Unos con ‘Juego de Tronos’, como antaño Pablo Iglesias, y otros con ‘Borgen’, como ahora Albert Rivera (Pablo Iglesias sale de su madriguera para dar la cara (por fin) por la debacle podemita: «No estoy de acuerdo con las palabras de Monedero sobre Errejón…y no estoy de acuerdo»).

Y en consonancia, el líder de Ciudadanos parece decidido a aplicar el guión de la serie televisiva danesa, para que su candidata a la Alcaldía de la capital consiga el bastón de mando pese a ser tercera en las urnas. Por su parte, los populares sostienen que las plazas de Madrid son «innegociables» (Inda se lo goza a lo grande con ‘la desaparición’ de Pablo Iglesias: «¿Dónde está? ¿Se fue por la alcantarilla de la sede de Podemos?»).

La otra opción, quizá más lógica, sea exigir la presidencia de la Comunidad de Madrid para Ignacio Aguado. Hay mucho más presupuesto, pero cómo símbolo es menos importante y sería relativamente más sencillo para Pablo Casado sacrificar ahí a Isabel Ayuso.

El fuerte ascenso de Ciudadanos en plazas clave del mapa municipal y autonómico, pese a no lograr su ansiado ‘sorpasso’ al PP, apunta a que los naranjas venderán caro su apoyo a los populares en aquellas comunidades donde necesitan sus apoyos (Carlos Herrera humilla al derrotado Pablo Iglesias y aconseja a Sánchez que no descalifique a nadie y calle por lo que él tiene en casa ).

Tal es así que en Génova, según las fuentes de la dirección popular consultadas por Okdiario, ya contemplan un escenario bastante probable: C’s intentará que Begoña Villacís sea alcaldesa en lugar de José Luis Martínez-Almeida, segundo en las urnas sólo por detrás de Manuela Carmena (Ahora Madrid), a cambio de permitir que el PP mantenga los gobiernos de Murcia, Castilla y León y Comunidad de Madrid, donde el PSOE ha sido primera fuerza y los populares han descendido notablemente.

De este modo, el partido de Albert Rivera recurriría al modelo Borgen para tratar de que su candidata a la Alcaldía de la capital consiga el bastón de mando pese a ser tercera en las urnas. El argumento a favor de Ciudadanos es que los naranjas han crecido en el Ayuntamiento casi ocho puntos con respecto a 2015 y hasta cuatro concejales, pasando de 7 a 11 y quedando a otros cuatro del PP.

En cambio, los populares de Martínez-Almeida no han sido primera fuerza, a diferencia de hace cuatro años, y se han dejado por el camino seis ediles y 10 puntos de respaldo. No obstante, las fuentes de Génova antes citadas sostienen que las plazas del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid serán «innegociables» en las próximas conversaciones con los centristas.

Tanto en Murcia como en Castilla y León, Ciudadanos llegó a estos comicios autonómicos sin anticipar un ‘no’ a los candidatos del PSOE, Diego Conesa y Luis Tudanca, respectivamente, algo que sólo ocurrió en la Comunidad de Madrid por el alineamiento del equipo de Ángel Gabilondo con el sanchismo en sus cesiones al separatismo catalán.

Además, Ciudadanos ya estuvo a punto de desbancar al PP en Murcia de la mano de los socialistas en 2017 en caso de que éstos hubieran presentado una moción de censura para convocar elecciones y no para investir al socialista Rafael González Tovar.

Finalmente, el popular Pedro Antonio Sánchez -procesado por el caso Auditorio y exculpado de Púnica- dimitió, la moción decayó y Fernando López Miras le sustituyó al frente de la Presidencia de Murcia. Ahora, López Miras volverá a depender de C’s para seguir liderando el Ejecutivo.

Igea no vetó a Tudanca

Por su parte, su compañero Alfonso Fernández Mañueco (PP) también necesita a Ciudadanos para gobernar en Castilla y León. Aquí, el candidato de Ciudadanos a la Junta, Francisco Igea, no ha descartado en absoluto permitir la investidura del socialista Tudanca.

Es más, el ex diputado ha abogado por un cambio en la Presidencia de esta comunidad gobernada por el PP ininterrumpidamente desde 1987.

Y en la Comunidad de Madrid, se ha repetido el mismo patrón de victoria socialista y caída del PP respecto a 2015, frente al crecimiento de Ciudadanos, que ha subido nueve escaños (también se situó a cuatro de los populares) y cerca de siete puntos.

Por ello, los populares creen igualmente que los negociadores de Rivera esgrimirán este argumento para condicionar el apoyo de la candidatura de Ignacio Aguado en la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso a un cambio de cromos que haga a Villacís alcaldesa de Madrid, un gobierno que tendría un fuerte carácter simbólico para los naranjas y que les confirmaría aún más como la única alternativa al bipartidismo en detrimento de Podemos y sus marcas sucedáneas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído