La vicepresidenta valenciana evita una comisión que le pringaba de lleno

PSOE, Podemos y Compromís imitan a Baleares y se niegan a investigar los abusos sexuales del exmarido Mónica Oltra a una menor

El condenado llegó a masturbarse delante de la joven

PSOE, Podemos y Compromís imitan a Baleares y se niegan a investigar los abusos sexuales del exmarido Mónica Oltra a una menor

Dios los cría y ellos solitos se juntan. El tripartito de la Comunidad Valenciana, compuesto por el PSOE, Podemos y Compromís acaban de ponerse de acuerdo para rechazar en las Cortes Valencianas la creación de una comisión para investigar los abusos sexuales a una menor cometidos por el exmarido de Mónica Oltra, Luis Eduardo Ramírez, hechos por los que fue condenado a cinco años de prisión y a indemnizarla con 6.000 euros.

Evidentemente, el Ejecutivo valenciano no ha querido pillarse los dedos, sobre todo porque a quien mancha este asunto es a la propia vicepresidenta regional, que además tuvo durante el tiempo en que se produjeron estos hechos la responsabilidad de la Consejería de Igualdad y de Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

Además, para desdoro de los protagonistas de esta negativa, es que su decisión viene a coincidir con la medida adoptada en el Parlamento balear cuando socialistas, podemitas y Més, la marca blanca de Esquerra Republicana en esa autonomía, que también se han negado en redondo a la aprobación de otra comisión de investigación por los abusos a las menores tuteladas, hecho que incluso el vicepresidente segundo del Gobierno de España, Pablo Iglesias, afeó tabernariamente a PP y VOX que sacaran ese asunto en el pleno del Congreso durante la sesión de control al Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Elena Bastida, diputada valenciana del PP, y portavoz adjunta en las Cortes Valencias, señaló que:

Queremos saber si pudiera haber más denuncias, necesitamos crear la comisión para saber entre todos si ha habido más casos, contra quién, si se actuó, si salieron adelante y se retiraron y por qué. Todas estas cuestiones justifican la puesta en marcha de esta comisión, en su responsabilidad está pensar más en los menores y menos en Oltra y depurar responsabilidades o dejar que sigan en sus puestos quien no quiso hacer nada.

LA PELÍCULA DE TERROR QUE VIVIÓ LA MENOR CON LAEXPAREJA

La película de los hechos vividos por la menor es de auténtico terror. Según los hechos probados, durante determinados períodos de entre finales 2016 y principios de 2017, el acusado, que se ocupaba del turno de noche en el citado centro de menores y con el que la menor tenía una relación de confianza, acudía a la habitación individual que tenía la menor cuando se hallaba castigada.

A petición de ella, pues tenía dificultad para conciliar el sueño por sus miedos, él accedió en varias ocasiones a hacerle masajes en la zona del cuello y en la espalda, aunque una vez que creía que la menor se hallaba dormida, cogía la mano de la niña y se masturbaba con ella.

La víctima, que fingía dormir ante la vergüenza que le producía esta situación, que se repitió entre dos y diez veces, no quiso denunciar en un principio los hechos por vergüenza, miedo y porque pensaba que nadie le iba a creer, al estar relacionado el acusado con un cargo importante de una consejería.

El tribunal dio credibilidad al relato de los hechos realizado por la menor, «no solo por resultar coherente» y haber dado explicaciones «sobradamente convincente y razonables», sino por ir reforzado además por las declaraciones de otros testigos, y por no advertirse intención de perjudicar deliberadamente al denunciado.

El hecho de que la niña no rechazara abiertamente los abusos se explica por las circunstancias de vulnerabilidad de la menor; la buena relación que mantenía con el acusado; el hecho de que éste tenía relación con personas importantes, y su desconfianza en que sus manifestaciones fueran a ser creídas.

En este sentido, la sentencia consideró normal que la víctima no sea capaz de concretar fechas exactas pues se considera acreditado que, al menos desde octubre de 2016 hasta enero o febrero de 2017, la menor pasó período largos en la habitación individual, debido a su mal comportamiento.

Además, señaló que cuando finalmente el novio de la menor conoce por ella los hechos, va a pedirle explicaciones al educador y la reacción de éste ante una acusación tan grave, no fue la de negar los hechos de una manera vehemente.

Los magistrados rechazaron las alegaciones del acusado, y consideraron sorprendente que ni la directora del centro de menores ni la psicóloga de la Sección del Menor de la Dirección Territorial de Igualdad, preguntaron a la menor por los abusos, tras tener conocimiento de que éstos se podían estar produciendo.

 

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído