El equipo de Ada Colau afirmó que es una inversión necesaria para evitar la contaminación

Os la han ‘Colau’: la alcaldesa de Barcelona olvida sus populistas viajes en metro y compra un coche oficial de 47.000 euros

La lujosa compra llega con un 'hueco' de 200 millones en los presupuestos y 540.000 ciudadanos afectados por los ERTE

Os la han ‘Colau’: la alcaldesa de Barcelona olvida sus populistas viajes en metro y compra un coche oficial de 47.000 euros
Ada Colau, del metro a coches de alta gama PD

La coherencia sigue siendo una asignatura pendiente en la extrema izquierda.

Sólo hace unos días, la número dos de Ada Colau, Janet Sanz, amenazaba con aprovechar la crisis sanitaria del coronavirus para “evitar que se reactive” la industria del automóvil en Barcelona. Mientras divagaba sobre cómo atacar al sector privado, sale a la luz que la alcaldesa ha aprovechado el confinamiento para escoger el lujoso coche oficial que usará mientras esté en el cargo.

Ada Colau ha estrenado coche oficial pese a la pandemia y las advertencias de la crisis económica que está a la vuelta de la esquina. No se trata de cualquier tipo de vehículo, sino de uno de lujo y cuyo precio de mercado es, como mínimo, de 47.000 euros. Es decir, el despampanante Peugeot 3008 Hybrid4, como publica Crónica Global.

El costoso vehículo, que sustituirá al monovolumen Seat Alhambra, es el ‘caprichito’ que se ha dado la alcaldesa para sobrellevar que el presupuesto municipal de Barcelona se ha quedado sin 200 millones por el impacto del COVID-19 o que cuenta con 540.000 trabajadores afectados por expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) en su ciudad.

En un intento desesperado por evitar las críticas, el equipo de Ada Colau ha culpado a la contaminación del elevado gasto realizado por la líder socialista.

«La tendencia es que, efectivamente, todos los vehículos cumplan los máximos estándares a nivel ecológico; en los vehículos a los que usted se ha referido, ha habido cambios recientes, precisamente para poderlos adaptar a la normativa o a las disposiciones que, en materia de sostenibilidad, el ayuntamiento impulsa», intentó justificar el propio teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle.

Irónicamente, el metro también es un método de transporte ecológico del que presumió en su campaña electoral Ada Colau y cuyo pasaje está muy, pero muy, lejos de los 47.000 euros invertidos en el coche oficial.

La mentira del Metro

Ada Colau olvidó el metro cuando alcanzó la alcaldía. La socialista cambió los vagones por un todoterreno o SUV. Las fotos de la alcaldesa de Barcelona utilizando el transporte público para ir a trabajar son solo parte de la historia de las incoherencias y mentiras de la izquierda española.

Apenas un año después de hacerse con la vara de mando, Colau y su equipo ya adquirían 16 automóviles en modo renting para llevar a la electa a actos oficiales, según avanzó ElNacional. Uno de los vehículos era el polémico Seat Alhambra de 7 plazas, un monovolumen al que el ayuntamiento exigió al fabricante agregar dos sillitas infantiles.

Aquel vehículo ya no era un «privilegio innecesario», tal y como había descrito Barcelona en Comú los coches oficiales de los políticos municipales en su plan de choque previo a llegar al gobierno local en 2015.

El coche de lujo socialista

El automóvil presume de 300 CV de potencia; tracción total (cuatro ruedas) y motores auxiliares de litio que apoyan a los de gasolina y que anuncian una autonomía de 50 kilómetros. Ello lo convierte en un vehículo verde que pasa el corte de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona, que entró en vigor el 1 de enero y cuyas multas arrancarán tras el estado de alarma, tras posponerlas el Ejecutivo local por la crisis del coronavirus.

El nuevo Peugeot 3008 Hybrid4 cumple también con las recomendaciones anticontaminación de la Unión Europea. Emite 91 gramos de CO2 por kilómetro, lo que deja al SUV dentro del perímetro de la resolución 631/2019, que obliga a los fabricantes de automóvil a entregar coches que emitan menos de 95 gramos de dióxido de carbono por kilómetro durante el bienio 2020-2021.

Además ofrece el máximo confort, pues el todoterreno presenta aire acondicionado bizona, consolas de navegación y un equipo de música con seis altavoces. Todo ello de serie, si es que la alcaldesa no ha optado por asientos de cuero (2.049 euros más) o consolas de vídeo delanteras y preinstalación trasera (577 euros más). Detalles que no han querido desvelar desde su departamento de prensa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído