EXIGEN QUE LOS MILITARES SALGAN IPSO FACTO DEL PAÍS VASCO

PNV y EH Bildu meten en un brete a Pedro Sánchez y Margarita Robles con su último desprecio al Ejército

PNV y EH Bildu meten en un brete a Pedro Sánchez y Margarita Robles con su último desprecio al Ejército

Pedro Sánchez y Margarita Robles tienen ante sí un serio problema con los nacionalistas y los proetarras vascos.

Cierto es que PNV y EH Bildu nunca han sido precisamente los jaleadores del Ejército español y están siempre detrás de que acabe marchándose del País Vasco.

La cuestión ahora resulta mucho más sensible si cabe dado que aunque los militares están realizando una denodada labor en la lucha contra el coronavirus, el Gobierno socialcomunista depende de los apoyos de los peneuvistas y también de abstenciones como las de los bilduetarras.

Por eso, ambas formaciones están sacando los pies del tiesto con más frecuencia de la habitual y ya directamente se lanzan abiertamente a repudiar la presencia del Ejército en las tres provincias vascas.

Por concretar, en la jornada del 7 de mayo de 2020 las Juntas Generales de Guipúzcoa han aprobado con los votos de PNV y EH Bildu una propuesta que rechaza de plano las actuaciones del Ejército en Euskadi con motivo de la pandemia de Covid-19.

Los dos partidos entienden que «la estrategia de considerar que las Fuerzas Armadas sean parte de la normalidad en la sociedad vasca constituye una falta de respeto».

La propuesta de resolución fue aprobada en la Comisión de Instituciones Gobierno y Reglamento de la cámara provincial y es fruto de una enmienda transaccional entre EH Bildu, que fue la fuerza que presentó el escrito original, y el PNV.

El texto aprobado en las Juntas Generales de Guipúzcoa consta de tres puntos:

  1. Las Juntas Generales manifiestan que las irrupciones realizadas por el Ejército bajo diferentes pretextos son totalmente ajenas a Euskadi, así como a la mayoría de la población guipuzcoana y vasca.
  2. Mostramos la total disconformidad con la estrategia del Estado para que el Ejército sea considerado parte de la normalidad en la sociedad vasca por la falta de respeto a este país y a la mayoría de la ciudadanía vasca.
  3. Las instituciones y los poderes públicos vascos son capaces de prestar todas las políticas públicas al servicio de la ciudadanía, entre ellas, y en particular, los de protección de la salud pública frente a la epidemia de coronavirus.

EL DENODADO ESFUERZO DE UNOS MILITARES REPUDIADOS

Lo cierto es que mientras nacionalistas y bilduetarras ponen contra las cuerdas a los silentes Sánchez y Robles que, a estas horas del 8 de mayo de 2020, aún no han dicho ni media, los soldados españoles han seguido con su denodada labor para recuperar la normalidad de los ciudadanos vascos.

Equipos del Ejército han estado llevando a cabo durante las semanas de los meses de marzo y abril de 2020, cuando las cifras de la pandemia eran catastróficas, labores de desinfección y limpieza para frenar la expansión de coronavirus en las estaciones de ferrocarril de Adif de las tres capitales vascas, el aeropuerto de Loiu, en Bilbao, así como en el Seminario Diocesano de Vitoria y varias residencias de ancianos de esa ciudad, entre otras instalaciones a lo largo de toda la geografía vasca.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído