La extrema izquierda moviliza protestas que favorecen la expansión del COVID-19 en la capital

Un informe policial desbarata el ‘bulo’ podemita de las restricciones «clasistas» de Ayuso

Vallecas fue la zona que más incumplió el estado de alarma y registró un mayor número de multas y detenciones

Un informe policial desbarata el 'bulo' podemita de las restricciones "clasistas" de Ayuso
Isabel Díaz Ayuso junto a la Policía Nacional PD

Un informe policial desbarata el gran ‘bulo’ difundido desde Podemos contra Isabel Díaz Ayuso y las restricciones aplicadas a 37 áreas de salud de la Comunidad de Madrid.

Cuando Pablo Iglesias y sus amigos, como Juan Carlos Monedero, no está disfrutando en lujosos restaurantes u costosos chalets, se dedican a intentar dinamitar a la Presidenta de la Comunidad de Madrid.

El último gran ‘bulo’ es que las restricciones de movilidad que entran en vigor este 21 de septiembre “tienen un claro tinte segregador”, que son “clasistas” o “racistas”.

Una premisa que se utilizó para convocar a irresponsables manifestaciones en Vallecas, donde no se respetaron las medidas de prevención sanitaria o de distanciamiento, a pesar de ser una zona con una elevada incidencia de 1.000 personas contagiadas de COVID-19 por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, los datos publicados por la Policía desvelarían que las zonas afectadas por las restricciones están marcadas por no seguir las recomendaciones sanitarias e, incluso, ser las que menos acataron el estado de alarma.

La Policía Municipal indicó, en sus informes realizados durante el estado de alarma, que el Puente de Vallecas fue la zona que más sanciones y detenciones registró por incumplir las normas sanitarias.

Una tendencia que se mantuvo estable durante todo el confinamiento, a diferencia de lo que ocurrió en el barrio de Salamanca, donde se registró un pico por las manifestaciones en contra de la nefasta gestión sanitaria del Gobierno de Pedro Sánchez.

Sin embargo, siquiera con las protestas que irritaron a Fernando Grande-Marlaska se logró alcanzar el volumen de sanciones aplicadas en Vallecas o Carabanchel.

Incluso, al cierre de marzo de 2020 las multas en Vallecas llegaron a cuadruplicar las sanciones impuestas en Centro o Fuencarral. Al terminar mayo la situación seguía igual, con Vallecas liderando las sanciones con 100 casos en un solo mes, más del doble que Centro (45 multas).

Los datos demostraría que las zonas afectadas por las restricciones de movilidad son las que menos cumplen con los protocolos sanitarios y, por ende, aquellas que más tasa de positivos de COVID-19 registran.

Ayuso, el ‘objetivo’

Lejos de la autocrítica, la extrema izquierda impulsa protestas con un objetivo político y que dejan en un segundo plano la seguridad sanitaria de sus asistentes.

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales (FRAVM), CCOO, UGT, Asociación en Defensa de la Sanidad Públicas y PSOE, Más Madrid y Podemos están detrás de las protestas que no han respetado las medidas sanitarias de prevención y que solo buscan tomar el control de la Comunidad de Madrid a cualquier precio.

La izquierda radical quiere sacar rentabilidad política a que cinco de los siete municipios perjudicados con las restricciones en el movimiento tienen una característica en común: son mayoritariamente votantes del PSOE y de la extrema izquierda.

Así lo desvelan los resultados de las Elecciones Generales del 10N.

A diferencia de Alcobendas (donde el PP se posicionó como primera fuerza política con un 28,29% por encima del PSOE y VOX) y la Moraleja de Enmedio (donde VOX logró el primer lugar con el 28,8% por encima del PSOE y PP), el resto son municipios con una tendencia de izquierdas.

Fuenlabrada es el que tiene los resultados más marcados, con el PSOE como principal fuerza electoral con el 33,48%, lo que le sitúa por encima de Getafe (32,14%) y Parla (31,93%).

Una tendencia que queda completada con el 27,41% alcanzado en San Sebastián de los Reyes y el 27,99% de Humanes.

1.000 contagios por 100.000 habitantes

Las zonas más ‘progresistas’ son las que están suponiendo un reto para el control del COVID-19 en la Comunidad de Madrid.

«Lo que hemos detectado es que hay 37 áreas en toda la Comunidad de Madrid donde la incidencia es muy superior. Estamos hablando de 1.000 contagios por 100.000 habitantes, una cifra gravísima. Nos vemos en la obligación de tomar una serie de medidas para contener la propagación del virus», ha declarado la dirigente madrileña.

Es importante destacar que la población residente en estas zonas equivale al 13% del total de la Comunidad de Madrid, pero concentra el 25% de los casos de coronavirus diagnosticado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído