María Chivite se mira en el espejo de Pedro Sánchez para saltarse su veto a Bildu

LA PRESIDENTA FORAL SE DA EL PICO CON LOS HEREDEROS DE LA BANDA TERRORISTA ETA

María Chivite, como Pedro Sánchez, pisotea sus líneas rojas para pactar con Bildu los Presupuestos de Navarra

"Una de nuestras líneas rojas para llegar a acuerdos de gobierno es Bildu y el PSOE lo tiene muy claro"

Dicen que el papel lo aguanta todo y, en el caso de los socialistas, también la hemeroteca.

Desde luego, no hay más que ver el historial de Pedro Sánchez para acreditar tal afirmación.

Corría el mes de mayo de 2019 cuando, en plena campaña electoral para la presidencia de Navarra, la candidata del PSOE, María Chivite, decía esto sobre el partido de Arnaldo Otegi:

Una de nuestras líneas rojas para llegar a acuerdos de gobierno es Bildu. Y lo diré en público, en privado, con mucha gente delante o con poca gente delante. Es una línea roja que el partido socialista tiene muy clara.

Todos saben qué sucedió posteriormente, que la absteción proactiva de Bildu otorgó a Chivite la poltrona de Navarra y, desde entonces, mucho ha llovido y, evidentemente, las promesa de la socialista se han convertido en papel mojado.

Y más ahora cuando la presidenta autonómica ha solicitado el plácet a Pedro Sánchez para negociar y sacar los Presupuestos Generales de Navarra para 2021 con Bildu.

Es decir, Chivite ya le debe nada más y nada menos que a los herederos políticos de la banda terrorista ETA tener no solo la poltrona, sino también las cuentas del año venidero y llegar así con toda la tranquilidad al ecuador de su legislatura.

Por supuesto, esta nueva demostración de indignidad no ha pasado por alto de muchos usuarios en las redes sociales que ha dejado a Chivite como Dios la trajo al mundo:

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído