Los sabotajes y robos registrados ponen en peligro a los pacientes que luchan contra la pandemia del COVID-19

Cuáles es el material médico por valor de 10.000 euros que los saboteadores saquearon del Hospital Zendal

La investigación se centra en seis personas vinculadas con el activismo de izquierda y el sindicalismo que se adscribieron voluntariamente para “sabotear” el centro

Cuáles es el material médico por valor de 10.000 euros que los saboteadores saquearon del Hospital Zendal
El Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal PD

La investigación por el “sabotaje” al Hospital Enfermera Isabel Zendal apunta a los datos desvelados por Periodista Digital: son trabajadores del centro afines a la izquierda los que están detrás de los ataques y robos.

A nivel interno de la Comunidad de Madrid, las sospechas se centran en seis personas. Se trataría de seis profesionales vinculados con el activismo y con algunos sindicatos.

Estas personas habrían realizado o inducido a la realización de estas acciones aprovechando el proceso de adscripción voluntaria que el departamento de Sanidad abrió para nutrir al Zendal de médicos, enfermeras y otros trabajadores procedentes de la red pública.

Al margen de la autoría de estas acciones, desde la Comunidad de Madrid precisan que, entre el 25 de enero y el 2 de febrero, el material sanitario robado supera los 10.000 euros.

La lista del material robado, según la denuncia, está compuesta de los siguientes productos:

Airvo2: soporte respiratorio (4.000 euros, una unidad)

El elemento de más valor robado es un Airvo2 (sistema de alto flujo). Su coste es de 4.000 euros. Este sistema estaba próximo a un paciente cuya función es la de introducir gran cantidad de aire en caso de necesidad.

Pantalla de broncoscopio: análisis pulmonar (600 euros, una unidad)

Una pantalla de broncoscopio Ambú, con su fuente de alimentación del almacén. Sirve para ver el pulmón por dentro. Su valor estimado es de 600 euros. La Comunidad de Madrid también denuncia la desaparición de la fuente de alimentación de la pantalla, también del almacén, aunque en este caso, en la denuncia detallan que no se “puede estimar el valor en estos momentos”.

Tres conexiones de oxígeno (400 euros cada unidad)

Tres conexiones de oxígeno de ventiladores a pared, próximas a las zonas de pacientes para suministrar oxígeno. Cada una de estas conexiones tiene un valor aproximado de 400 euros.

13 laringoscopios: abren la vía aérea para entubar (175 euros cada uno)

A todo ello hay que sumar la desaparición de trece laringoscopios de carro de parada, de la marca Hersill, situados también en el entorno de las zonas de pacientes. Están habilitados parar abrir la vía aérea para entubar. El valor de estos productos es de 175 euros cada uno. En concreto, al menos diez de estos laringoscopios, son del modelo Macintosh Megaray de fibra óptica con tres palas del 3, 4 y 5.

Doce Ambús: oxígeno previo a la intubación (130 euros cada uno)

Doce Ambús de carro de parada utilizados para dar oxígeno de forma inmediata con carácter previo a la intubación del paciente, con un valor de 130 euros cada uno. Estaban en la zona próxima a los ingresados.

Siete pinzas para poder entubar a un paciente (80 euros cada unidad)

Siete pinzas magill de la casa comercial Rudolf. Son pinzas de 25 centímetros que sirven para quitar cuerpos extraños y poder colocar el tubo al paciente, con un valor de 80 euros cada unidad.

Asimismo, detalla la denuncia, desapareció «un ordenador portátil de un despacho», que apareció días después en «la mesa de control intermedio».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído