La portavoz de Podemos, condenada por agredir a policías, rechaza condenar los actos vandálicos de la extrema izquierda

Ayuso se merienda a Serra por apoyar a Hasel: «Tiene menos arte que cualquiera con dos cubatas en un karaoke»

La presidenta de la Comunidad de Madrid afirma que “Podemos y todas las organizaciones que les respaldan son el cáncer de la Democracia”

Isabel Díaz Ayuso dio un bestial repaso a la portavoz de Podemos, Isa Serra.

La presidente de la Comunidad de Madrid se hartó de los apoyos de la extrema izquierda al rapero y explotó en la sesión de control en el pleno de la Asamblea contra la también condenada Serra:

“Imagino que lo habrán pasado bien, habrán pasado una noche la mar de divertida rompiendo papeleras, mobiliario urbano, los comercios o el quiosco que está en la Puerta del Sol. Nosotros lo condenamos y les pedimos que hagan lo mismo. ¿Lo van a hacer? ¿Van a seguir arropando a un delincuente que dice que el mejor pepero es el que tiene el tiro en la nuca? ¿Nos pegaría un tiro en la nuca?”, preguntó Díaz Ayuso.

La representante del PP, que acudió al pleno con uno de los adoquines utilizados anoche en los destrozos en la Puerta del Sol, exigió a Isa Serra una condena “por parte de la extrema izquierda, por sus amigos” de las salvajes protestas a favor de un condenado por la Justicia.

Isa Serra, lejos de ir en contra los radicales que apoyan figuras de su partido como Pablo Echenique, aprovechó para lanzar un ataque contra los agentes de la Policía.

“¿Qué le parece que en Barcelona le hayan quitado un ojo a una persona por una bala de la Policía o que hayan disparado en Linares con balas de plomo a una persona? Cualquier demócrata debería de condenarlo porque estas actuaciones también deben ser sancionada y comprometen la imagen de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado igual que cualquier demócrata debería estar a favor de la libertad de expresión en contra de que metan en la cárcel a raperos”, replicó la representante de Podemos.

La respuesta de Serra terminó de encender a Díaz Ayuso, quien arremetió con fuerza a justamente una política de Podemos condenada por agredir a agentes de Policía.

“Para evitar esta crisis social lo más importante es que Podemos y todas las organizaciones que a ustedes les respaldan se vayan de las instituciones porque son el cáncer de la Democracia”.

Sin pausa, Ayuso mostró su indignación con que “después de un año perdido para España y para Madrid y tantos negocios hundidos y dificultades ya lo que nos faltaba es jalear la fiesta de niñatos que se manifiestan por un delincuente que tiene menos arte que cualquiera de los que que estamos aquí con dos cubatas en un karaoke. Eso no es arte, sino delincuencia, lo más cutre que pueden defender”.

No dejar ‘títere con cabeza’

Ayuso también quería que se retratara el portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, que empezó preguntando por las medidas que el Gobierno de Díaz Ayuso iba a emplear para la reactivación económica y Ayuso acabó exigiendo una condena por los hechos ocurridos en Sol, al que culpó de “la imagen nefata que ha dado al mundo por su culpa y los que alientan a esos movimientos extremos”.

Perpinyà eludió entrar en la cuestión. Centró su discurso en el hecho de que la medida estrella de Ayuso para salir de la crisis sanitaria y económica es “el ladrillazo”. “Madrid se puede quedar sin el salvavidas europeos porque solo sabe hablar el idioma del ladrillo”, la recriminó.

Pero Ayuso quiso volver a centrar el tema en los disturbios en Sol.

“Esto es lo que ustedes no condenan, es un ladrillo, es un adoquín de la calle que le han tirado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que están para velar por la seguridad del Estado y ustedes callados todos. ¿Lo van a denunciar?”, dijo una insistente Ayuso mostrando el adoquín para después arremeter contra “el vago de Errejón”.

“Los ciudadanos trabajan más que ustedes, que lo único que proponen en un momento de reactivar la economía es trabajar cuatro días (…) Ya están a jueves, ya se pueden ir”.

Echenique apoya la violencia

Pablo Echenique se puso trempante cuando vio a grupos de antisistema que empezaron a manifestarse de forma violenta en Madrid, Barcelona y otras ciudades de España reclamando que se pusiera en libertad al rapero encarcelado Pablo Hásel.

Pese al acoso al que esos elementos estaban sometiendo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para el portavoz de Unidas Podemos en la Carrera de San Jerónimo era loable lo que estaban haciendo y no dudaba en mostrar su más firme apoyo y aplauso

Aún sin condenar los actos violentos, habría que preguntarse si una vez más Pablo Iglesias se “emocionó” al ver cómo agredían a los agentes de la Policía, así como ya lo admitió en el programa ‘la Tuerka’ del 28 de septiembre de 2012.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído