Los escoltas tuvieron que evitar que atacaran al diputado de VOX, que estaba junto a su compañero de partido Juan Garriga Domenec

Facinerosos intentan agredir a Garriga (VOX) por denunciar la complicidad del separatismo con las mafias okupas

Los extremistas siguen el manual implementado en Madrid y Ceuta para intentar intimidar y silenciar a la tercera fuerza política de España

La extrema izquierda sigue enviando a sus radicales para intentar intimidar a VOX.

Así como ya hicieron en la campaña del 4M en Madrid y posteriormente en Ceuta, los radicales optaron por sabotear con ruido y violencia el actos de dos diputados de VOX en Barcelona.

Ignacio Garriga y Juan Garriga Domenec estaban en la ciudad catalana para denunciar “la complicidad del separatismo con las mafias de la ocupación”, un problema que considera como de los más graves que sufre Cataluña.

Sin embargo, mientras hablaban con los medios de comunicación, el grupo de intolerantes buscó torpedear la rueda de prensa. Al ver fracasar su intento de silenciar al partido en manos de Santiago Abascal, dieron un paso más allá y buscaron agredir físicamente a los diputados de VOX.

Así lo muestra en propio partido político a través de un vídeo publicado en sus redes sociales, donde denuncian que “activistas de extrema izquierda intentan agredir a Ignacio Garriga y Juan Garriga Domenec, mientras denuncian la complicidad del separatismo con las mafias de la okupación”.

Por lo que lanzan un mensaje a la izquierda sectaria: “No vamos a transigir con la violencia okupa o los ataques a la propiedad”.

Un mensaje que fue completado por el propio Ignacio Garriga, quien hizo énfasis en que “están en juego las viviendas, las familias y la seguridad de los barrios”, por lo que mantiene que “no vamos a transigir con la violencia okupa o los ataques a la seguridad y la propiedad”.

Este acto de violencia que llega apenas cuatro días después de las vergonzosas imágenes de Ceuta, donde los representantes de VOX tuvieron que ser resguardados en el hotel donde se hospedaban para evitar ser agredidos.

Persecución radical

La extrema izquierda no solo quiere intimidar con violencia a VOX, sino que inclusa busca promover una ‘cacería de brujas’ contra todos aquellos que ofrezcan su apoyo al partido de Santiago Abascal, como quedó demostrado por Podemos en Ceuta.

Aunque sea irónico, la propia secretaria de Igualdad y Feminismo de Podemos en Ceuta, Nabila Soliman Ali, difundió una lista de negocios a los que pide no dejar “ni un sólo céntimo”.

Según Soliman, su iniciativa es “una invitación al boicot como única herramienta de no contribuir en el bolsillo de aquellos y aquellas que además de aplaudir a los y las que quieren acabar con nosotros y nosotras, lo manifiestan en las calles y en las redes sociales sin complejo alguno (…) A partir de ahora no van a ver ni un sólo céntimo de los que pertenecemos a la quinta columna”.

“Deberíamos dejar de contratar los servicios y de comprarles a todos aquellos empresarios y empresarias que públicamente se posicionan con los odiadores de la ultraderecha. Son muchos y muchas las que alaban públicamente a Vox y no solo eso sino que aplauden y comparten el discurso fascista”, apunta Soliman.

Quien agrega que “Nuestra obligación moral es castigar a todos estos emprendedores y emprendedoras que nos sonríen pero en el fondo nos rechazan y marginan. Tengo claro que no voy a comprarle ni pipas a un fascista, ahora más que nunca, todos a una. No dejéis vuestro dinero en manos de quiénes os quieren marginar aún más. Boicoteo activo a todo lo que sea de VOX”.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Lo más leído