FUE PILLADO FUMANDO EN EL INTERIOR DE UN RESTAURANTE POR UN GRUPO DE HOSTELEROS ARRUINADOS

El jeta de Revilla confiesa que el puro era suyo: «Tengo un vicio que conoce toda España»

Tras ser 'cazado', desmintió que el que estuviera fumando fuera él: "Ese puro será de otro"

El puro era suyo. Miguel Ángel Revilla, ya con las aguas calmadas, reconoció en ‘El Hormiguero’ ante Pablo Motos que había fumado en el interior de un restaurante el día que unos hosteleros, tras descubrirlo, le pintaron la cara. Él lo había negado.

Antes de comenzar a comentar la actualidad política, el presentador le preguntó: «¿Estaba rico el puro?».

El presidente de Cantabria acabó confesando: «Lo que puedo decir es que fui a una comida de empresarios muy importantes que están invirtiendo en Cantabria. Quedamos para comer y yo no pregunté si era terraza o no. Tengo un vicio que conoce toda España y que no está bien, peor es robar, que no lo he hecho nunca, no trabajar por tu tierra… pero tengo un vicio que me lo metió mi padre»

El dirigente cántabro demostró que es muy bueno en el arte de justificarse: «El local no lo reservé yo, pero el puro estaba allí y era mío». Entonces Motos le recordó que «aquel día dijiste que no era tuyo«. Revilla se justificó así: «me rodearon ocho tíos que, si me dicen que he matado a Joselito, lo admito».

«Sentí una vergüenza… pero no por mí, sino por esos señores que venían a invertir en Cantabria y se encontraron con ese incidente», comentó el político. Motos decidió que ya estaba bien y le evitó seguir pasando ese mal trago.

‘Cazan’ a Revilla comiendo y fumando un puro dentro de un restaurante, pese a que él mismo lo prohibió

Miguel Ángel Revilla estaba disfrutando de la buena vida: comer y fumar puros dentro de un restaurante a pesar de las restricciones por el COVID-19.

El presidente de Cantabria, que fue grabado sin que se diera cuenta, fue increpado este 6 de mayo por los hosteleros al ver cómo se saltaba las normas que él mismo impulsó y que están ahogando al sector de la hostelería en la comunidad autónoma.

El grupo de profesionales de la hostelería encararon a Revilla y le acusaron directamente de estar comiendo dentro del restaurante ‘La Capitana’ de la calle Castelar de Santander, que no cumple los requisitos marcados por el Ejecutivo.

Es “vergonzoso, familias muriéndose de hambre por su culpa y usted con todo el cachondeo”, han criticado al presidente autonómico, que en el propio vídeo ha asegurado que estaba comiendo en una zona apartada de la terraza.

Sin embargo, los hosteleros desmintieron su versión: “Estaba aquí, cerrado con un candado, no tiene vergüenza”, han insistido los autores del vídeo, ante lo que Revilla ha afirmado que “vengo a un sitio que está autorizado” y negó que el puro fuera suyo, a pesar de que hay imágenes que circulan por las redes sociales en las que parece verse a Revilla con el habano en la mano.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído