El nerviosismo del socialista viene provocado porque es conocedor de que en diferentes reuniones, tanto en Madrid como en su propio territorio de Castilla-La Mancha

El socialista Garcia-Page acelera su sumisión a Pedro Sánchez para evitar ser el próximo cesado

Castilla-La Mancha se ha convertido para su presidente, Emiliano García-Page, en el plato de lentejas que pretende vender a cambio de mantenerse como candidato socialista en las elecciones autonómicas del próximo año.

Emiliano García-Page y Pedro Sánchez
Emiliano García-Page y Pedro Sánchez PD

El reciente cese -realmente una dimisión previa a su segura fulminación- de la secretaria de Organización del PSOE, Adriana Lastra, ha acelerado todo el proceso de desmantelamiento y movimientos internos de los socialistas tanto en un ámbito nacional como en el autonómico.

La convocatoria urgente de un Comité Federal para el próximo sábado ha acrecentado la tensión y los nervios de los dirigentes socialistas que perviven en el filo de la navaja, como es el caso del socialista manchego García-Page.

Castilla-La Mancha se ha convertido para su presidente, Emiliano García-Page, en el plato de lentejas que pretende vender a cambio de mantenerse como candidato socialista en las elecciones autonómicas del próximo año.

Quedan apenas 10 meses para las próximas elecciones autonómicas y municipales. El PSOE federal ha encargado diferentes encuestas sobre sus posibles candidatos, incluyendo también perfiles y caras renovadoras. En esta renovación influye, en gran medida, querer tener todos los territorios controlados para la preparación de las siguientes elecciones: las más importantes para Pedro Sánchez, las generales de noviembre de 2023

El nerviosismo de Emiliano García-Page viene provocado porque es conocedor de que en diferentes reuniones, tanto en Madrid como en su propio territorio de Castilla-La Mancha, se está poniendo en valor el perfil del recambio que está preparando Pedro Sánchez. Ya se ha testado su nombre en las encuestas encargadas y los resultados obtenidos avalan que sería la mejor opción de los socialistas para intentar mantener el feudo manchego.

La elegida es la actual ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno de España, Isabel Rodríguez. Uno de los rostros más visibles y, por tanto, más populares de los socialistas. Con evidente vínculo con la región que pretende presidir, no en vano fue la alcaldesa de la localidad ciudadrealeña de Puertollano.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page

García Page ha pinchado en hueso en su intento de desacreditarla y de quitarla relevancia. Viene de lejos su mala relación. No en vano Isabel Rodríguez se convirtió en la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha cuando su presidente fue José María Barreda. Presidencia que supuso la marginación de un Emiliano García Page que pretendía haber sido él quien sucediera a José Bono.

Desde ese momento, Isabel Rodríguez creció en un protagonismo político que suponía, al mismo tiempo, el descrédito y apagón de García-Page por toda la región.

Ahora no parece dispuesto a que vuelva a sucederle lo mismo y por ese motivo lleva ya tiempo ejecutando su estrategia de absoluta sumisión a Pedro Sánchez. Con el único objetivo de mantenerse como candidato en Castilla-La Mancha. En fuentes cercanas a la portavoz de Sánchez en el Consejo de Ministros, se carcajean de esta actitud de Page y lo justifican con el argumento de que “en la calle, él va a tener mucho frio”.

Es tan llamativo y obsceno el continuo peloteo de Page a Sánchez que en Moncloa tienen una lista de episodios serviles del manchego, y hacen apuestas sobre cuándo -y con qué motivo- será el siguiente.

Entre los últimos vergonzosos pasos dados por Page para intentar conseguir el cariño de Sánchez, incluyen cuando el pasado 29 de abril, los votos de los diputados nacionales del PSOE de Castilla-La Mancha, incluido su número 2 en la región Sergio Gutierrez, hicieron que los terroristas de ETA salieran de la carcel.

También cuando, un mes después, el 27 mayo, Emiliano García Page ordenaba a sus senadores que, siguiendo la orden de Sánchez, se despenalizara las injurias a la Corona y quemar la bandera de España.

Las risas se pudieron escuchar en todo el recinto de La Moncloa cuando escucharon a un servil Page decir sin pudor alguno, el pasado 8 de junio, que “sólo hay un jefe para toda España, los demás estamos de monaguillos; hemos conseguido la unanimidad perfecta: la de uno”.

El olfato de Page detectó que Sánchez no iba a consentir que nadie dejará de ayudar en su estrategia de continuos pactos con Bildu. De hecho, el ganador del pulso a la cesada Adriana Lastra, ha sido un Santos Cerdan que ha sido el principal valedor de los pactos con los proetarras.

De ahi que el pasado 30 de junio, Emiliano García-Page no tuviera ningún tipo de vergüenza a la hora de ordenar a sus diputados nacionales que blanquearan el asesinato de 8 castellano manchegos por parte de la banda terrorista ETA.

Y, no menos relevante, esta deriva de sumisión a Pedro Sánchez en búsqueda de la candidatura autonómica es la que está provocando el que continuamente deje de lado las reclamaciones en defensa de Castilla-La Mancha cuando al otro lado está su jefe.

Silencio sumiso de Page ante la chapuza total del AVE que conecta Madrid con Castilla-La Mancha y Extremadura al que han tenido que llamar “tren rápido” para ocultar su fiasco absoluto.

Y mucho más que silencio sumiso en otras ocasiones. Es el caso de cuando en el Parlamento de Castilla-La Mancha, Emiliano Garcia Page ha votado en contra de la propuesta del PP de reprobar al ministro Garzón por sus ataques a los productos cárnicos, en contra de los indultos a los independentistas.

Y también su negativa a condenar en las Cortes Regionales la conformación de un gobierno nacional sostenido por comunistas, independentistas y filo etarras. O rechazar el acuerdo de incluir a los partidos separatistas catalanes y a Bildu de la composición de la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso.

En definitiva, como dicen fuentes monclovitas -tomando palomitas- “a ver cuándo es la siguiente del monaguillo Page”

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído