En murcia también critican las medidas

Urkullu como Ayuso: el País Vasco también critica el racionamiento energético de Sánchez

El gobierno vasco cataloga las medidas de “efectistas” pero el presidente no los critica, como a Madrid

Urkullu, Sánchez, Ayuso

No convence ni a sus socios.

El plan de ahorro impuesto por el presidente Pedro Sánchez se encuentra con más voces en contra. Primero fue la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien le ha plantado cara. Ahora, ha sido el turno del Gobierno de Iñigo Urkullu.

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, la nacionalista Arantxa Tapia, ha calificado las medidas estipuladas por el Ejecutivo nacional de «efectistas», al tiempo que ha indicado que la región tiene su propio plan.

La consejera ha comentado que el Ejecutivo regional, Eudel y las instituciones forales alcanzaron un acuerdo con las medidas a tomar el pasado viernes. Detalla que las mismas entrarán en vigor como instrucción el 1 de septiembre.

Tapia ha llamado a «la responsabilidad” y a no establecer “medidas efectistas», dejando ver su desacuerdo con la normativa impulsada por el Gobierno Sánchez. Considera que se deben establecer «medidas de largo recorrido, no puntuales», no como las publicadas en el BOE.

«Las medidas son muchas, como las relacionadas con la iluminación, la calefacción y la temperatura del aire acondicionado, pero también están los que se centran en la movilidad, en que los edificios sean más sostenibles, en el tipo de calderas que compramos o en que haya más energía fotovoltaica en los edificios», ha explicado en la radio vasca.

Llama la atención el silencio de Pedro Sánchez ante esta postura del País Vasco. Al momento de que Ayuso criticó las medidas, el presidente de Gobierno se lanzó al ataque. Ahora, calla.

Ayuso ha anunciado que Madrid «no se apagará», plantando cara al Gobierno central y a su plan nacional en pro de la eficiencia energética, en la que los edificios públicos, monumentos y escaparates de tiendas tendrán que apagarse a las 22 horas cada día. Y esto solo es una primera batería de medidas, según anunció la propia ministra del ramo, Teresa Ribera.

Sin embargo, no son los únicos Ejecutivos regionales que se muestran en contra de las medidas decretadas de forma unilateral. El presidente de Murcia, Fernando López Miras, ha indicado que analizará el decreto y estudiarán todas las posibilidades jurídicas para determinar su aplicación o no.

Las medidas de la discordia

Las medidas de ahorro energético fueron aprobadas por el Consejo de Ministros y han sido publicadas en el real-decreto que las estipula, en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Entre las normativas se establece que los edificios públicos, espacios comerciales y grandes almacenes, infraestructuras de transporte como los aeropuertos o estaciones de tren, espacios culturales y hoteles deben establecer una temperatura en el aire acondicionado de 27 grados en verano y de 19 grados la calefacción en invierno.

Además, las luces de escaparates y edificios públicos, al igual que cualquier iluminación decorativa en las fachadas, deberán apagarse a las 22:00 horas. También se establece que los locales deben disponer de puertas con cierres automáticos para impedir la pérdida de temperatura

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído