No se le conoce proposición sería alguna en unas legislaturas en la que fue transparente a la inteligencia y al trabajo

Moncloa busca sustituir al “fracasado Tudanca”

En 2022 Luis Tudanca obtuvo el segundo peor resultado del PSOE en toda su historia en Castilla y León

Luis Tudanca y Pedro Sánchez
Luis Tudanca y Pedro Sánchez PD

Vienen tiempos turbulentos para los socialistas castellanoleoneses. Al tiempo que Presidencia del Gobierno ha cambiado de caballo en la candidatura socialista al ayuntamiento de Madrid, con la misma crueldad que lo impuso, en un triple salto mortal, ahora es momento de cambiar al que desde Moncloa se llama, “el fracasado Tudanca”.

Fuentes cercanas al mismísimo presidente del gobierno lo tienen claro. En 2022 Luis Tudanca obtuvo el segundo peor resultado del PSOE en toda su historia en Castilla y León. Le llaman, insisten, “el fracasado Tudanca”, con ese aire despectivo que tienen los que ven pasar la historia como siglos.

Apuntaba maneras. En 2008 Luis Tudanca, socialista castellan-leonés, fue nombrado diputado a Cortés. No se le conoce proposición sería alguna en unas legislaturas en la que fue transparente a la inteligencia y al trabajo.

Porque de trabajo nada. Jamás ha trabajado, ni en sector público alguno, ni en el sector privado. Un profesional de la política como la copa de un pino. Tan lejos de la realidad social y laboral de nuestro país como un pastor interior de China o un pingüino del Polo Norte.

El único trabajo que se le conoce fue el relativo a desempeñar el cargo de jefe de Gabinete de la subdelegada del Gobierno en la provincia de Burgos, una tal Berta Tricio. También a dedo.

Trepa que te trepa, ora pero no labora, llegó en 2014 a secretario general del PSOE de Castilla-León, borrando con indiferencia toda la labor que había conseguido su antecesor, Julio Villarrubia.

En 2015 fue nombrado portavoz socialista de las Cortes de Castilla-León y por sus hechos le conoceréis. Apoyó al ministro Garzón en el asunto de denostar la carne española. Criticó a Europa por precipitar el cierre de las térmicas, en una alarde antiecologista y antirenovable, impropio de un socialista.

Sin saber ni un ápice de energía señaló a su propia región como “líder de la corrupción de renovables”. Torpe donde los haya, el premio fue obtener el segundo peor resultado de los socialistas castellanoleones. Por eso le buscan recambio.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído