ESCAPADA Y COPAS

Cisma en Casa Real: estalla la relación entre el Rey Felipe y Letizia por una juerga nocturna prohibida

Cisma en Casa Real: estalla la relación entre el Rey Felipe y Letizia por una juerga nocturna prohibida
Lso Reyes, en una imagen en La Zarzuela.

El Rey Felipe VI ha alterado su agenda institucional estos días, pendiente de las sesiones de (no) investidura como presidente de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados ha despejado por ello sus compromisos institucionales.

Un vez fallida la doble jornada parlamentaria y haber ejercido su papel como Jefe de Estado, Don Felipe decidía tomarse una noche de asueto y nada mejor para ello que ‘perderse’ en la animada noche madrileña. El escenario, además, era el ideal porque su esposa, la Reina Letizia, estaba fuera de Madrid para pernoctar en Oviedo, un día antes de inaugurar los cursos de verano de la Escuela Internacional de Música. La Reina anticipaba su visita al Principado para reunirse en privado con algunos familiares.

Así que Don Felipe emulaba por una noche a sus tiempos de soltero y decidía organizar una ‘quedada’ con sus mejores amigos de juventud. Lo que en un principio era una cita para una cena tranquila, finalmente la cosa se ‘complicó’ y las copas se alargaron hasta bien entrada la madrugada.

Fuentes próximas a La Zarzuela han asegurado a Periodista Digital que Don Felipe se reunió con otros cinco amigos en el conocido y afamado restaurante madrileño El Trasgu. El Rey no quiso esconderse y renunció a hacer uso de alguno de los reservados de los que dispone el local, por lo que compartió ubicación en el salón con los otros comensales.

Y los testigos de esa noche coinciden en señalar que la cena en pandilla del Rey Felipe fue muy animada porque, entre charlas y risas, fueron cayendo cervezas y botellas de buen vino. La velada se prolongó con una interminable sobremesa en la que fueron circulando, una tras otra, copas de gin tonics.

Según las mismas fuentes consultadas por PD, algunos de los comensales que esa noche acudieron a ese exclusivo restaurante  se marcharon pasadas las 2 de la madrugada y allí seguía Don Felipe acompañado de sus amigos.

Hay quienes aseguran que el Rey prolongó la noche en un local de moda y otras fuentes apuntan a PD que al concluir la larga sobremesa los amigos dieron por terminada la cita. Pero lo cierto es que, además de la más que posible resaca de Don Felipe al día siguiente, el Rey tuvo que enfrentarse a una gran bronca con su esposa.

La Reina no soporta que su marido se divierta fuera del ámbito familiar por lo que, apuntan fuentes próximas a Palacio, al regresar de su viaja a Asturias la bronca fue mayúscula en lo personal, pero además en lo institucional porque Doña Letizia le echó en cara al Rey su escapada nocturna en un momento político delicado para España. Una bronca que pudo ser escuchada por el personal de La Zarzuela.

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído