Su fallecimiento llega tras un año de lucha contra el cáncer

Muere la Infanta Pilar de Borbón, hermana mayor de Don Juan Carlos

Muere la Infanta Pilar de Borbón, hermana mayor de Don Juan Carlos
Pilar de Borón y Don Juan Carlos PD

La Casa Real está de duelo. La Infanta Doña Pilar de Borbón y Borbón, hermana mayor de Don Juan Carlos y tía del Rey Don Felipe, ha fallecido este miércoles 8 de enero en la Clínica Ruber Internacional de Madrid a los 83 años. Su lamentable fallecimiento llega tras un año de lucha contra el cáncer, donde siempre ha estado acompañada por sus hijos y en las últimas horas ha recibido la visita de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía y de su hermana, la Infanta Doña Margarita.

La Infanta Doña Pilar de Borbón y Borbón, quien nació en los duros años del exilio (Cannes, 30 de julio de 1936), aprendió a amar a su país en la distancia. La hermana mayor del Rey Emérito creció en Estoril (Portugal) en un hogar marcado por el empeño de su padre, Don Juan de Borbón, en restaurar la Monarquía en una España reconciliada.

En aquellos años de exilio, la Infanta también hizo muchas horas de mar, a bordo de «El Saltillo», capitaneado por su padre, al que acompañó en largas travesías, como la que hicieron juntos desde Lisboa a Italia.

Con 21 años, la Infanta Doña Pilar de Borbón y Borbón pisó por primera vez España, cuando viajó fugazmente a Sevilla para asistir al entierro de su abuela materna, Doña Luisa de Orleans. Su segundo viaje lo hizo con 23, cuando acompañó a Don Juan Carlos, que terminaba su formación en la Academia Militar de Zaragoza. Antes de regresar a Portugal, pasó por Madrid y visitó el Museo del Prado, el Hospital de la Cruz Roja y el Provincial, donde la recibió el doctor Gregorio Marañón.

Con 31 años, la hermana mayor del Rey Emérito contrajo matrimonio con Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada, que era vizconde de la Torre, hijo del marqués de Deleitosa y nieto del marqués de Cortina. Doña Pilar tuvo que renunciar a sus derechos sucesorios por contraer matrimonio morganático, es decir con una persona que no era miembro de Familia Real.

Su hermosa boda, celebrada en el Monasterio de los Jerónimos de Belem, se convirtió en una fiesta monárquica a la que acudieron unos cuatro mil españoles y, con motivo del enlace, Don Juan le otorgó el título de Duquesa de Badajoz.

Tras el viaje de novios, los recién casados se instalaron en Madrid y, a partir de ese momento, Doña Pilar se volcó en su labor solidaria: presidía mesas petitorias de Cruz Roja o de la Lucha Contra el Cáncer, organizaba galas benéficas para las víctimas de catástrofes, bazares a beneficio de la tercera edad, entregaba trofeos y diplomas, presidía actos conmemorativos, inauguraba seminarios, temporadas de ópera, conciertos…

En 1991, Doña Pilar perdió a su esposo Luis Gómez-Acebo y Duque de Estrada, que padecía un cáncer linfático y en 1993 perdió a su padre, Don Juan. «Mi padre, junto a mi marido, son los dos hombres que más he querido en mi vida», afirmaba. En 2000 murió su madre, María de las Mercedes, y ella se convirtió en el alma de la familia.

Ahora, la Casa Real cuenta con un gran vacío que será imposible de llenar. Doña Pilar de Borbón y Borbón ya no acompaña a la corona española.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído