Asombro en Casa Real: Doña Sofía, hundida al difundirse el diario íntimo de su madre con datos peligrosos

Asombro en Casa Real: Doña Sofía, hundida al difundirse el diario íntimo de su madre con datos peligrosos
Don Juan Carlos y Doña Sofía, en una imagen de archivo en el Congreso.

Hemos conocido la publicación inminente de los diarios de Federica, la madre de Doña Sofía, descubiertos en 2017 por el historiador Costas Stamatópulos. El anuncio de la publicación, tal y como han asegurado a Periodista Digital fuentes próximas a Palacio, ha disgustado y mucho no solo a la Emérita sino también a toda la Familia Real.

La abuela de Felipe VI cuenta su infancia en Alemania, donde formó parte de las Juventudes Hitlerianas (dato que incomoda y en Casa Real) hasta que su padre la envió a Reino Unido, donde conoció a su esposo, que en el libro llama con el sobrenombre de Palo.

Además de contar los momentos más convulsos de la historia de Europa, el libro de Federica deja reflexiones sobre política y crónicas de la vida social de la época.

De Sofía, por ejemplo, dice que «fue siempre la alegría de la casa» y narra el momento en que el futuro Juan Carlos I pidió su mano. «A Palo y a mí nos encantó y nos horrorizó la noticia», escribe Federica. «Nos encantó porque Juanito es muy guapo y apuesto. Tiene el pelo rizado, cosa que le molesta, pero que a las señoras mayores como yo nos gusta mucho. Tiene los ojos oscuros, las pestañas largas, es alto y atlético «, le describe.

«Lo más importante es que es inteligente, tiene ideas modernas y es amable y simpático. Está muy orgulloso de ser español».

«Nos horrorizó», sigue, «no porque nos desagradara personalmente, sino porque como es católico, sabíamos que antes de que se casara habría tremendas discusiones sobre esta cuestión».

Ya en la boda, celebrada en Atenas en 1962, los sentimientos eran encontrados:» Por primera vez en nuestra vida, toda la familia tomó tranquilizantes, pues no queríamos entristecernos en aquel día feliz. Pero Sofía nos dejaba».

Durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler invadió Grecia y aplicó allí sus planes de exterminio hacia los judíos. El sentimiento antialemán prendió y Federica se convirtió en sospechosa.

La contienda civil en su país de adopción, entre comunistas y nacionalistas, le hizo desarrollar un odio a los primeros.

Esto opinaba Federica, algo polémico con el actual Gobierno en España con comunistas: “el comunismo es un gran peligro para el mundo», y «el corruptor que se aprovecha a sangre fría de los tormentos de sus semejantes». Comprometido con un país extranjero, «está dispuesto a traicionar al suyo».

«Cuando a lo largo de estas páginas hablo de comunistas y de comunismo», dice, «no trato de deshumanizar a aquellos que hicieron sangrar nuestros corazones, a los que quisimos ayudar aunque antes tuviésemos que combatirles. A quienes me refiero es a los hombres de corazón de hielo que se vendieron y vendieron su humanidad».

Federica añade en sus escritos: «El comunismo se nutre de la pobreza y la desgracia».

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído