La medida se ha puesto en marcha en el marco de la conmemoración del 14 de abril

El nuevo esperpento comunista contra Casa Real: piden cambiar el nombre del Hospital Infanta Leonor

La petición está dirigida a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid

El nuevo esperpento comunista contra Casa Real: piden cambiar el nombre del Hospital Infanta Leonor
La Infanta Leonor y Felipe VI PD

La izquierda española sigue viendo en el COVID-19 una oportunidad para atacar a Casa Real. A las loas a la II República por partidos como Podemos, Izquierda Unida y PSOE, se sumó la fallida cacerolada del pasado 14 de abril contra Felipe VI y Doña Letizia, que destacó por su nula aceptación dentro de una sociedad española que está enfocada en una meta común: superar al coronavirus. Sin embargo, no cesan los esperpentos comunistas que buscan erradicar toda muestra de la Corona en España.

A través de la plataforma ‘Change.org’ se ha iniciado una recolecta de firmas dirigidas a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Lejos de pedir material sanitario o más cantidad de pruebas diagnósticas, la extrema izquierda se ha centrado en lo que creen es mucho más prioritario: cambiar el nombre del Hospital Universitario Infanta Leonor.

En la petición, que se estableció la meta de conseguir 5.000 firmas, defienden que “en homenaje a la solidaridad y entrega mostrada por la población de Vallecas y su personal sanitario durante la crisis del COVID-19, pedimos que el actual Hospital Infanta Leonor pase a llamarse Hospital General de Vallecas”.

La recolecta convocada por Lucía Núñez también apunta que “la identidad de Vallecas, Puente y Villa, y la entrega que demuestran las y los vallecanos ante la adversidad, exigen que el el nombre de nuestro hospital reconozca el nombre ilustre de nuestro distrito”. Sin embargo, su petición poca relación tiene con la lucha contra el coronavirus, ya que apunta a un interés de borrar el reconocimiento de la Casa Real en sectores como el sanitario.

No en vano, una iniciativa similar también se organizó hace siete años en la plataforma digital. En aquella oportunidad se solicitaba el cambio del nombre del Hospital Infanta Cristina de Badajoz. En este sentido, se percibe una tendencia a intentar erradicar de los centros del Sistema Nacional de Salud (SNS) cualquier rastro de los Reyes o su familia.

Es importante destacar que, pese a las críticas de la extrema izquierda, la Monarquía ha sido fundamental para garantizar material sanitario en la lucha contra el COVID-19. Estos son solo tres ejemplos de sus éxitos, frente a la lentitud y constantes fallos del gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Gestiones Reales

En solo tres ‘gestiones reales’, la Casa Real ha sido capaz de garantizar la dotación de material sanitario necesario para hacer frente a la crisis sanitaria durante las próximas semanas, un resultado muy distinto al que socialistas y comunistas demostraron tener con los miles de test de detección rápida del coronavirus que carecían de licencias y eran ‘defectuosos’.

Uno de los últimos movimientos de Felipe VI fue garantizar que Estados Unidos enviase un cargamento de respiradores para aliviar la crítica situación en muchos hospitales. No se trató de una negociación fácil, ya que Donald Trump pudo haber rechazado la petición en virtud de la ley de defensa nacional aprobada el pasado día 18 de marzo. Sin embargo, fue el Rey quien logró concretar el transporte de dicho material sanitario hasta España.

No se trata de una ‘victoria’ aislada del Monarca. Es importante recordar que Felipe VI también fue quien logró que Jack Ma, presidente y fundador del grupo Alibaba, donase el pasado 20 de marzo más de 500.000 mascarillas a España para ayudar a luchar contra la expansión del coronavirus.

El Rey y el que está considerado como el hombre más rico de China llegaron a un acuerdo que fue clave para la lucha española contra el COVID-19. Ambos se conocieron en enero de 2018, durante la participación del Rey en el Foro de Davos, en Suiza. Uno de esos viajes que desde la izquierda española reclaman y afirman que solo sirven para el disfrute de la familia real.

La tercera estocada del Rey al PSOE y Podemos fue cuando impulsó la donación de un millón de mascarillas por parte del presidente y fundador de Huawei, Ren Zhengfei. Un material que vino acompañado por 20.000 gafas de protección integral, 20.000 trajes EPI y 100.000 pares de guantes.

Un bofetón monárquico

Además de las obtención de material sanitario en el extranjero, el Rey Felipe VI ha dado otro importante ‘bofetón monárquico’ a Podemos y otros republicamos.

En mitad de la crisis sanitaria por la pandemia del coronavirus, el partido de Pablo Iglesias intentó sacar rentabilidad política convocando a una cacerolada contra la Casa Real, pero ahora han quedado en un gran ridículo. El Rey de España ha tenido una respuesta solidaria ante los ataques comunistas y, pensando en la necesidad de vencer al COVID-19, ofreció a su propia Guardia Real.

Felipe VI ha puesto a disposición del ministerio de Defensa a los 1.500 efectivos de este cuerpo, así como a todas sus capacidades e instrumentos. Se trata de un cuerpo militar que está compuesto por miembros de los tres ejércitos y que se encarga de proporcionar el servicio de guardia militar, rendir honores y dar escolta en ceremonias solemnes y prestar servicio a los jefes de Estado en visita oficial.

Los 1.500 efectivos, entre los que se encuentran varios médicos y personal sanitario, se unirán inmediatamente al operativo que coordina el ministerio de Defensa y a las tareas que, en la actualidad, están cubriendo otros cuerpos de las Fuerzas Armadas.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído