El líder del PSOE tendrá un protagonismo muy limitado en el evento del 16 de julio

Felipe VI ‘degrada’ a Pedro Sánchez: el Rey dará el único discurso del homenaje de Estado a las víctimas del COVID-19

Además del Rey, solo está previsto que tomen los micrófonos dos representantes de las víctimas del coronavirus y de los profesionales sanitarios

Felipe VI ‘degrada’ a Pedro Sánchez: el Rey dará el único discurso del homenaje de Estado a las víctimas del COVID-19
El Rey Felipe VI junto a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias PD

Pedro Sánchez vuelve a quedar a la sombra de Felipe VI.

Tras despreciar a las víctimas del COVID-19 con su ausencia en la misa-funeral, el líder del PSOE ocupará un lugar de segundo nivel durante el homenaje de Estado a las víctimas del COVID-19.

El acto, que se celebrará el próximo 16 de julio en el Palacio Real, concentrará en Felipe VI el protagonismo institucional.

El Rey será el único que dará un discurso en calidad de jefe del Estado, mientras que el presidente del PSOE deberá permanecer en silencio, junto al resto de los representantes de su Gobierno.

Según el protocolo previsto para el homenaje, las palabras del Rey Felipe VI solo estarán acompañadas por las intervenciones de representantes de las víctimas del COVID-19 y de los profesionales sanitarios que lucharon, en primera línea, contra la pandemia.

La decisión supone un duro golpe para el Gobierno del PSOE-Podemos, que anunció con bombos y platillos la celebración del el homenaje de Estado como ‘compensación’ por sus ofensas y plantones a las víctimas del coronavirus.

Es importante recordar que, además de la ausencia de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la misa-funeral, desde el PSOE también se ordenó a sus alcaldes evitar los signos de luto o duelo durante el estado de alarma. Entre otros desprecios a los fallecidos.

Casa Real, que destacó por su acercamiento a las víctimas durante el funeral realizado en la Catedral de La Almudena, ahora vuelve a dejar a su sombra tanto a Pedro Sánchez, como a la plana mayor del Gobierno.

En el acto está prevista, además, la participación de todos los presidentes autonómicos, los principales representantes de las instituciones europeas (presidentes del Consejo, la Comisión y el Parlamento), el Alto Representante de Política Exterior y el director general de la Organización Mundial de la Salud.

‘Golpe de mano’ a Sánchez

La presencia de la familia real en el funeral y su protagonismo en el homenaje de Estado se suma a las lecciones que en las últimas semanas ha dado Casa Real a todos los integrantes del Gobierno, pero en especial a los que aspiran a derrocar a la Monarquía.

Es importante recordar que, solo hace unos días, se vio cómo el Rey Felipe VI ha corregido a Pedro Sánchez en público por saltarse el protocolo en la reapertura de la frontera con Portugal.

Sin embargo, no se trata de un detalle sin importancia, sino de un mensaje institucional de poder.

Así lo demostró el pasado 23 de junio, cuando el Rey Felipe VI se presentó, sin previo aviso, a una importante reunión.

En concreto, se trataba del Consejo Nacional de Seguridad, donde Casa Real no confirmó la participación del Rey. Es decir, que sería un encuentro que sería liderado por Sánchez e Iglesias.

Sin embargo, el líder del PSOE y Podemos tuvieron que dar un paso atrás con la llegada de Felipe VI, quien tomó las riendas del Consejo Nacional de Seguridad celebrado en el Palacio de la Zarzuela.

Su participación ‘sorpresa’ no es casual. Se trata de la primera reunión del Consejo de Seguridad Nacional tras el fin del estado de alarma y donde se tomarían las decisiones ante los riesgos de un rebrote del COVID-19.

Además, es la primera ocasión en que coinciden el Rey Felipe VI y Pablo Iglesias desde que se decretara el estado de alarma. La última vez que compartieron el mismo espacio fue en la anterior reunión del Consejo de Seguridad Nacional.

Sin embargo, la tensión entre ambos resulta evidente.

No solo por sentarse con Pedro Sánchez de por medio (mientras que Carmen Calvo sí tomó el asiento próximo al Rey), sino porque el líder de Podemos quedó fuera de la lista de representantes del Gobierno con los que se reunión el Monarca.

La presencia de Felipe VI es una demostración de su posición dentro de la estructura de poder de España, pero también una prueba de su valentía para debatir con un Gobierno, en su mayoría, contrario a la existencia de Casa Real.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído