Un manifestante fue detenido por arrebatar la tableta a un agente y por desorden público

La sandez de los CDR no se les cura ni con una pandemia: tremendo enfrentamiento con la Policía para boicotear a los Reyes

Los agentes tuvieron que utilizar la fuerza para evitar que los manifestantes pasaran la zona de seguridad de Casa Real

Felipe VI demostró ser ‘inmune’ a los Comités de Defensa de la República (CDR).

Durante la visita del Rey y Doña Letizia al Monasterio de Poblet (Tarragona), un grupo de independentistas buscaron sabotear el acto de Casa Real, sin éxito.

A pesar de los altos índices de rebrotes, los manifestantes evitaron todas las medidas de prevención sanitaria para poner una pancarta con la frase “Cataluña no tiene Rey”.

Una iniciativa convocada por ANC, Òmnium Cultural y los Comités de Defensa de la República (CDR) que demostró su fracaso desde un primer instante, ya que los Mossos d’Esquadra cortaron el acceso a Poblet.

La actividad de Felipe VI siguió su agenda sin ninguna incomodidad por la presencia de los independentistas. Los manifestantes, frustrados por su fracaso, fueron aumentando la violencia hasta llegar a un tremendo enfrentamiento con la Policía.

En el choque directo con los Mossos d’Esquadra, los agentes capturaron y detuvieron a un manifestante por arrebatar la tableta a un agente y por desórdenes públicos.

Según han informado fuentes policiales, el detenido, de 30 años, nacionalidad española y vecino de Montblanc (Tarragona), fue arrestado en la carretera TV-7002, acusado de un delito de robo con violencia, al sustraer la tableta electrónica con la que estaba trabajando un agente, y otro de desórdenes públicos.

Los Mossos también han identificado a algunos de los concentrados para denunciarles por desobediencia, por lo que se esperan nuevas sanciones contra los independentistas en las próximas horas.

En las imágenes que se hicieron virales en las redes se puede ver cómo los agentes, en al menos una oportunidad, usaron sus porras y vehículos para recuperar la línea policial que habían establecido para impedir el paso de los independentistas.

El Monasterio de Poblet, enclavado en un paraje natural entre las provincias de Tarragona y Lérida, facilitaba a los equipos de seguridad montar un dispositivo que no pusiera en riesgo ni a los miembros de la Casa Real ni a los representantes del Gobierno que les acompañaban.

En un comunicado, la Consejeria de Interior de la Generalidad ha señalado que los responsables de seguridad de la Casa Real dirigen los dispositivos policiales en todos los actos con presencia del Rey, por lo que «ellos han decidido quien podía pasar a Poblet y quien no».

La visita Real

Los Reyes Felipe VI y Letizia visitaron durante una hora y media el monasterio de Poblet, en Vimbodí.

Ambos fueron recibidos por el abad Octavi Vilà y el prior Rafael Barrué y se han reunido con la comunidad benedictina.

En el evento también participó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. Sin embargo, no se contó con la presencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, ni sus consejeros.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído