La vicepresidenta se convierte en el objetivo de la izquierda reaccionaria

Felipe VI ata en corto a Pedro Sánchez y un marginado Podemos pide la ‘cabeza’ de Carmen Calvo

El líder del PSOE reconoce que ocultó al partido de Pablo Iglesias la salida de Juan Carlos I de España

Felipe VI ata en corto a Pedro Sánchez y un marginado Podemos pide la ‘cabeza’ de Carmen Calvo
El Rey Felipe VI junto a Pedro Sánchez PD

Casa Real ata en corto a Pedro Sánchez.

El presidente evitó atacar la Monarquía durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este 4 de agosto, tras conocer la decisión del Rey emérito de fijar su residencia fuera de España.

«España necesita de estabilidad y de instituciones robustas, y éstas tienen que abonarse con ejemplaridad, transparencia y regeneración. La línea marcada por la Casa Real considero que es la adecuada», indicó el líder del PSOE. «El Gobierno que yo presido considera plenamente vigente el pacto constitucional», recalcó.

Felipe VI logró que el exilio de Juan Carlos I se realizase sin llegar a los oídos de Podemos y otros socios radicales del Gobierno del PSOE-Podemos. Sin embargo, Sánchez intentó no ahondar en el tema para evitar abrir, aún más, la brecha con Pablo Iglesias.

A la pregunta de por qué no informó a su socio de coalición de la decisión del Rey emérito de abandonar el país, Sánchez no ha dado detalles alegando que las conversaciones que mantiene con el jefe del Estado, Felipe VI, son «discretas».

Una discreción que no ha gustado en la extrema izquierda. Tanto Pablo Iglesias como su pareja Irene Montero han mostrado su rechazo al exilio de Juan Carlos y mostrado duras críticas que apuntan contra Carmen Calvo.

La ‘cabeza’ de Carmen Calvo

La vicepresidenta, que sí conocía los planes de Casa Real, ha sido justamente quien llevó la negociación con la Casa Real.

Una operación por la que están pidiendo su ‘cabeza’ desde Podemos, así como desde EH Bildu y ERC. No en vano, los últimos dos partidos solicitaron la comparecencia urgente de Carmen Calvo para explicar “el papel del Gobierno en la huida del rey emérito”.

Dado que agosto es un mes inhábil a efectos parlamentarios, los grupos deben canalizar sus solicitudes de comparecencia a través de la Diputación Permanente, un órgano que, en principio no tiene previsión de reunirse hasta finales de este mes.

En concreto, ERC y Bildu piden un Pleno extraordinario para que Carmen Calvo dé cuenta «de las negociaciones mantenidas entre el Gobierno y la Casa Real en relación» con la «huida» del Rey emérito, «teniendo en cuenta las acusaciones de delitos de corrupción, evasión fiscal y blanqueo de capitales que pesan sobre Juan Carlos de Borbón».

Por su parte, Junts per Catalunya quiere que sea el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el que comparezca ante el Pleno para ofrecer todos los detalles sobre la salida de España del padre del jefe del Estado.

La formación independentista catalana también va a solicitar la comparecencia de Calvo por la misma cuestión, pero en su caso, no tiene diputados suficientes para pedir en solitario que sus peticiones sean objeto de debate en la Diputación Permanente para que, en su caso, se puedan sustanciar durante antes de que arranque el periodo ordinario de sesiones en septiembre.

La ruptura del Gobierno Frankenstein cada vez es mayor, mientras que la Casa Real atando en corto a sus ‘enemigos’, avanza en una nueva etapa de consolidación, transparencia y adaptación a los nuevos tiempos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído