La extrema izquierda acelera la presión contra el Rey con cada ‘revés’ judicial que sufre

Pablo Iglesias marca a Leonor como su objetivo en Casa Real: invita a destruir la Monarquía antes de que sea Reina

El líder de Podemos vuelve a atacar a la familia de Felipe VI y presiona para evitar que la Princesa acceda al trono

Pablo Iglesias marcó a la Princesa Leonor como su objetivo a ‘destruir’ en Casa Real.

El líder de Podemos quiere acabar con la Monarquía antes de que se convierta en la Reina de España.

Así lo desveló el mismo vicepresidente segundo de Pedro Sánchez durante una entrevista con el diario ‘Público’.

A lo largo de la entrevista, Iglesias descalifica la decisión del Rey Juan Carlos I de abandonar España.

Incluso, define su salida como una «huida al lugar del crimen», en alusión a Emiratos Árabes, un país afín a Arabia Saudí, a cuya monarquía se atribuye la donación millonaria a Juan Carlos de Borbón que está siendo investigada por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

Lejos de centrar sus críticas contra el Rey Emérito, el líder de Podemos llama a destruir la Casa Real. A su entender, «sólo los sectores más retrógrados y reaccionarios» defienden la Monarquía”

Insistiendo en que la sociedad tiene en su mano evitar que la Princesa Leonor llegue a convertirse en reina de España, Iglesias llamaba a una conspiración contra Casa Real, bajo la promesa de que «hay un horizonte republicano cada vez más cerca».

Según el líder de Podemos, el hecho de que la Princesa Leonor pueda llegar a ser Reina «dependerá de la ciudadanía española» porque «nada frena a la democracia».

«Al final se conseguirá lo que la gente pida y lo que la gente exija. Las cosas que parecen imposibles terminan ocurriendo, a veces antes de lo que algunos se imaginan».

Las palabras del vicepresidente segundo representan un ‘pulso’ al PSOE. Un partido que, según el líder de Podemos, es «monárquico».

«Las trincheras que se han establecido para defender» al rey emérito «son lo más viejo, lo más reaccionario, lo más retrógrado de nuestro país», lo que en su opinión, «refleja una tendencia hacia el agotamiento histórico», afirmó el político de extrema izquierda.

‘Secuestrar’ el CIS

En su estrategia para derrocar a la Monarquía, Pablo Iglesias está obsesionado con tomar el control del Centro de investigaciones Sociológicas (CIS).

El líder de Podemos presentó una Proposición No de Ley (PNL) ante el Congreso para que el Gobierno obligue al CIS, en manos del socialista José Félix Tezanos, a preguntar en sus encuestas sobre la Monarquía, el Rey y los distintos miembros dela Familia Real.

Hasta la fecha, el CIS se ha negado a incluir preguntas específicas sobre la monarquía alegando que no es un tema que los españoles citen en los barómetros mensuales como un problema para España.

Además, recuerdan que al preguntar por las posibilidades de reforma de la Constitución, tampoco hubo menciones relevantes a la Jefatura del Estado. Sin embargo, Iglesias cree que el CIS podrá allanarle el camino de su ataque a Casa Real.

El objetivo de Podemos es incluir en el CIS ‘preguntas trampa’ que impulsen debate social sobre la necesidad de una reforma constitucional que [siguiendo los pasos dados por los regímenes de Venezuela, Nicaragua y la Bolivia de Evo Morales] se aprovechará para cambiar las leyes incómodas o peligrosas para el Gobierno. Por ejemplo, la existencia de la Monarquía o sus competencias.

No es la primera vez que Podemos muestra su interés por reformar la Constitución. Algo que ocurrió en las dictaduras latinoamericanas que asesoró y que solo funcionó para, bajo una mascara democrática, allanar el terreno para una dictadura.

Reventar la Constitución

Luis María Anson ‘desveló’ el gran plan del PSOE: “plantear una crisis constituyente y presentar a la nación una nueva Constitución”.

A través del artículo titulado ‘Crisis Constituyente’, el periodista adelantó en junio de 2020 que uno de los objetivos es acabar con la Monarquía, lo que situaría a Pedro Sánchez en la historia como el primer presidente de la III República.

“La operación ha sido inteligentemente meditada. No se trata de someter al pueblo español a un trágala de golpe. No. Se trata de ir desmontando poco a poco la España de la Transición para establecer la nueva normalidad al gusto del Frente Popular que nos gobierna”, denuncia.

El planteamiento de Anson surge de las polémicas declaraciones del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, quien afirmó durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados que España se encuentra en medio de una «crisis constituyente».

Unas palabras que, posteriormente, fueron desmentidas en una entrevista por la ministra de Defensa, Margarita Robles.

La socialista indicó que la Carta Magna es «una de las grandes apuestas» que se hizo durante la Transición y que «ha permitido que España sea un modelo» para el resto de democracias.

Sin embargo, la técnica puede responder a los ‘falsos positivos’ que también implementó el régimen de Hugo Chávez para tantear a la población sobre cómo reaccionarían ante un posible referéndum constitucional.

Más aún, cuando en las últimas semanas Podemos se ha encargado de realizar presuntas encuestas sobre la aceptación de la Monarquía y divulgarlas a través de su panfleto oficial: ‘La Última Hora’.

Cortina de humo

Los ataques a la Monarquía también buscan servir de ‘cortina de humo’ a otras polémicas relacionadas con el partido de extrema izquierda. Por ejemplo, del brutal batacazo que se llevó en las elecciones autonómicas de Galicia y País Vasco, así como la aparición de una ‘caja B’.

Unos ataques que se multiplicarán tras acabar el verano, junto con el apoyo de las alas más radicales del independentismo y del nacionalismo.

Sin embargo, para lograrlo necesitan manipular a la opinión pública y el barómetro del CIS es un gran aliado.

El objetivo será modificar los datos que muestran a la Monarquía como un problema tan solo en el 0,5% de los españoles, dos décimas más respecto al estudio del mes de junio anotándose su máximo del presente año.

Mientras que su récord histórico es el 1,1% que registró en junio de 2014, cuando Juan Carlos I anunció su decisión de abdicar.

Irónicamente para los socialistas y comunistas, la Corona aparece en el trigésimo primer puesto de los principales problemas nacionales, muy por debajo de la clase política, que sí aparece en el top ten de las preocupaciones de los españoles.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído