Respaldo de Casa Real a las Víctimas del Terrorismo

El Rey Felipe VI no decepciona y mete un bestial sopapo a ETA que deja temblando a Bildu y el PSOE

El monarca destrozó los intentos del Gobierno PSOE-Podemos de minimizar los crímenes realizados por la banda terrorista para agradar a sus nuevos socios

El Rey Felipe VI no decepciona y mete un bestial sopapo a ETA que deja temblando a Bildu y el PSOE
El Rey Felipe VI y Arnaldo Otegi PD

Felipe VI no decepcionó durante su presencia en la entrega de Premios de la Fundación Víctimas del Terrorismo.

Consciente de los pactos del Gobierno PSOE-Podemos con los proetarras de EH Bildu, el Rey aprovechó para meter un bestial sopapo a la banda terrorista ETA.

El monarca destacó que detrás del “gran éxito” de las novelas, documentales y series de televisión sobre el pasado terrorista de ETA existe “el interés de los españoles por conocer el verdadero relato de la injusticia que han padecido tantas personas”.

En mensaje que golpea al Gobierno de Pedro Sánchez, que en los últimos días intentó sin éxito minimizar la reapertura del juicio contra Arnaldo Otegi y desvincular su imagen de la del partido.

Es importante recordar que el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, defendió que, al igual que hay que distinguir las “acciones personales” del Rey emérito y sus supuestas irregularidades fiscales de lo que es la institución de la monarquía, también hay que tener en cuenta que en el caso del juicio que el Tribunal Supremo ha ordenado repetir al ahora portavoz de EH Bildu, Arnaldo Otegi por el ‘caso Bateragune’.

Una disparatada comparación que ahora responden desde Casa Real con discreción al recordar el dolor, los asesinatos y la crueldad que existió detrás de la banda terrorista ETA.

Felipe VI también sumó sus reflexiones aprovechando el libro ‘Relatos de Plomo’, del homenajeado Javier Marrodán, quien recibió el Premio Fernando Delgado en el acto de la Fundación Víctimas del Terrorismo.

En esta obra, puntualizó el Rey, la historia del terrorismo se presenta a través de la voz de los familiares de los asesinados, de los padres, esposas, hijos o hermanos.

«De este modo, ha transmitido de una forma aún más evidente el desamparo en que quedaron, los problemas que tuvieron para afrontar la vida con ese vacío tan grande que provoca la desaparición del ser querido de una manera tan execrable e injusta», agregó.

El monarca aprovechó y también mencionó el libro ‘Heridos y olvidados’ o que en 2014 formó parte de la Comisión de Expertos que elaboró el proyecto para la constitución del Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, «actividad que, junto a su encomiable labor docente en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, es garantía de rigor en la investigación del fenómeno terrorista y la memoria de las víctimas».

Unas obras que, quizá, deberían de convertirse de lectura obligatoria en el Gobierno para medir el impacto de sus alianzas.

No olvidar los crímenes de ETA

El Rey Felipe VI destacó la importancia de que las próximas generaciones conozcan y no olviden los atroces crímenes de ETA.

En la entrega del reconocimiento a las víctimas del terrorismo que altruistamente participan en el proyecto «Educar para la Convivencia», el monarca indicó que:

«Con vuestro testimonio y ejemplo leváis a las aulas el verdadero relato sobre las víctimas para evitar con la máxima dignidad que cabe, ese desconocimiento que las encuestas han revelado entre nuestros jóvenes».

«Vuestra voz es un elemento clave para subrayar la sustancial ilegitimidad del terrorismo allí donde esta tarea es más necesaria, en las aulas, para que las nuevas generaciones de españoles no desconozcan ni olviden lo ocurrido y el dolor tan injustamente causado a tantas víctimas inocentes», agregó el Rey.

Según Felipe VI, «no hay mejor defensa de la libertad y la convivencia» que el ejemplo en los centros educativos para «preservar nuestra democracia y el Estado de Derecho, que con tanto esfuerzo hemos construido entre todos».

Tras expresar el compromiso de la Corona con las víctimas, el Rey ha expresado unas palabras de recuerdo dedicadas al comandante Juan José Aliste, que falleció el pasado mes de junio y que en 1995 fue víctima de «un terrible atentado de ETA, quedando gravemente herido».

«Las lesiones permanentes le obligaron a vivir sentado en una silla de ruedas, pero no fueron obstáculo para participar con gran entusiasmo en este afán de llevar el testimonio de las víctimas a las aulas y a la memoria de todos los españoles«, sentenció Felipe VI.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído