ERC, CUP y Argentona en Comú declaran al jefe del Estado, Felipe VI, persona non grata en Argentona (Maresme)

Ridículo histórico de ERC y CUP: Independizar un municipio tras el ‘jaque mate’ de Casa Real en el Congreso

Los independentistas usaron un pleno para considerar al municipio catalán antimonárquico y en consecuencia “villa completamente democrática y republicana”.

Ridículo histórico de ERC y CUP: Independizar un municipio tras el 'jaque mate' de Casa Real en el Congreso
El Rey Felipe VI y Juan Carlos I PD

Los independentistas catalanes vuelven a generar vergüenza ajena con su última barrabasada republicana.

ERC, CUP y Argentona en Comú presentaron este 19 de enero una moción en el pleno municipal de Argentona (Maresme) para declarar al jefe del Estado, Felipe VI, persona non grata.

Incluso, fueron un paso más allá y declararon el municipio catalán antimonárquico y en consecuencia “villa completamente democrática y republicana”.

La última tontería de ERC y la CUP llega después de que fracasó en su último ataque a Casa Real en el Congreso.

La moción, que fue presentada por Unitat a propuesta del Consell Local per la República de Argentona, contó con los ocho votos favorables de la formación del gobierno, tres de Tots per Argentona y los dos de Junts per Catalunya.

Los dos concejales del PSC votaron en contra. Por su parte, el concejal del PP, Fran Fragoso, se ausentó del plenario en señal de protesta, entre otros motivos porqué la moción fue entrada de urgencia.

El texto aprobado argumenta que la institución de la monarquía es “heredera del régimen franquista” y hace referencia a hechos recientes, señalando que Felipe VI “abandonó la figura de árbitro que le confiere la Constitución” cuando avaló la actuación policial del 1 de Octubre en Cataluña.

La moción concluye que “la monarquía borbónica es corrupta y mantiene vínculos con regímenes autoritarios contrarios a los valores republicanos”.

Unas afirmaciones que podrán aumentar el número de políticos y organismos que vienen siendo denunciados por Concordia Real Española.

La ‘escolta real’

La asociación, actuando como una especie de ‘escolta real’ del Rey, viene llevando ante los tribunales a políticos y periodistas que han insultado a Felipe VI.

La organización presentó, ante el Fiscal Jefe de la Audiencia Nacional de Madrid, un total de 15 denuncias por injurias y calumnias, entre otros delitos, a don Felipe y a don Juan Carlos I.

Un duro ‘golpe monárquico’ contra figuras controvertidas de la izquierda, como son: Pere Aragonés, actual presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña; Ana Pontón, líder de BNG; Teresa Rodríguez, excoordinadora general de Podemos Andalucía; Cristina Fallarás, periodista; Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu en el Congreso.

Desde Concordia Real Española exigen justicia por algunas acusaciones realizadas contra la Monarquía y la Familia Real.

Por ejemplo, por las palabras de Pere Aragonés, quien acusó a la familia de Felipe VI de ser “una organización criminal”.

En la misma línea, Ana Pontón tildó a los Borbones de “ladrones” y “corruptos”.

Unas afirmaciones también realizadas por Teresa Rodríguez [que fue expulsada y hostigada por Podemos]: “Juan Carlos I es un ladrón, pero su hijo Felipe VI también (…) los ricos nos roban, pero la monarquía puede hacerlo impunemente (…) La Monarquía es corrupta hasta el tuétano”.

Desde Concordia Real Española no solo han emprendido medidas legales contra aquellos personajes públicos que han atacado a la Familia Real con palabras, sino también con sus actos.

En este sentido, la denuncia también afecta a los grupos radicales independentistas que pusieron dos fotografías del rey junto a dos guillotinas en la Plaza de Urquinaona y en la Vía Layetana.

La Asociación Nacional Catalana y Ómnium Cultural también tendrán que responder ante la Justicia por quemar fotografía de Felipe VI y lanzar botes de pintura cuando el monarca acudió a los Premios de la New Economy Week en Barcelona.

Es importante recordar que la presidenta de la Asociación Nacional Catalana llegó a quemar una fotografía de don Felipe mientras vestía una toga judicial y los asistentes la animaban mientras al grito de: “muera el Borbón”.

Nuevo revés progre

A pesar de las presiones de Pablo Iglesias y sus ‘amiguetes’, la Mesa del Congreso vetó el 13 de enero (con los votos de PSOE, PP y VOX) la comisión de investigación sobre el uso de tarjetas black por parte de Juan Carlos I tras su abdicación en junio de 2014.

La izquierda extrema acudió al Congreso de los Diputados ilusionada por contar con el visto bueno de los servicios jurídicos de la Cámara. Sin embargo, la votación borró de un plumazo su enésimo ataque a la Monarquía.

Un golpe aún más duro al conocer que el PSOE, su socio de Gobierno, votó en contra de la admisión a trámite de la iniciativa auspiciada por Podemos.

Unidas Podemos, que contaba con el respaldo de ERC, Bildu, Más País, Compromís, CUP y BNG, volvió a ver cómo fracasaban sus intentos de dinamitar la Casa Real. Una misión en la que sigue quedándose solo.

Desde el PSOE alegan que este asunto ya esta bajo investigación judicial en el Tribunal Supremo y apuntan, además, que la jurisprudencia del Tribunal Constitucional viene señalando que entre las funciones del Parlamento no está el control de la Monarquía ni de la Jefatura del Estado.

Para el Grupo Socialista, su posición es coherente con la doctrina de la Cámara.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído