Los datos tiene trampa y no reflejan su patrimonio real

La «lista Forbes» del Gobierno

Garmendia, la más 'rica' del Gobierno; Aído, la 'pobre'

La declaración presume de «transparente» aunque no es del todo real

Más trampa que transparencia. El BOE ha ejercido de  declaración de la renta del Gobierno con la lista de los euros (miles, en algún caso millones) que engordan las cuentas corrientes del presidente, sus diecisiete ministros y sus secretarios de Estado, las casas que tienen y el resto de bienes que atesoran. La declaración presume de «transparente» aunque no es del todo real.

Todo, o casi, sobre papel oficial en tiempos de convulsiones políticas a cuenta de los dineros. El Ejecutivo hizo público el patrimonio de todos ellos en el último día de plazo acordado, en cumplimiento de la Ley de Regulación de los conflictos de intereses de los altos cargos, informa ABC.

LA CLAVE

Los datos publicados ayer no reflejan con exactitud la situación de los miembros del Gobierno o altos cargos, debido a que el valor catastral de un inmueble es muy inferior al precio que tiene en el mercado y al que se pagó al comprarlo -por lo que hay quien tiene más pasivo que patrimonio- y a que los casados con régimen de gananciales declaran el 50% de los inmuebles que comparten.

MUJER RICA, MUJER POBRE

Cristina Garmendia, la ministra impecable que llegó a Ciencia con una exitosa carrera empresarial a las espaldas, es la más rica: 4.978.217 de euros, casi uno y medio en viviendas, si bien arrastra unas deudas o tiene pendientes créditos nada desdeñables que superan el medio millón de euros.

Su declaración, como la de muchos de sus colegas que se sientan en el Consejo de Ministros, advierte que de esos dineros, algunos -no se detalla cuántos- proceden de herencias familiares.

Que Garmendia tenga una situación económica más que holgada no le ha sorprendido a nadie; sí que el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, declare un patrimonio total de 68.964 euros después de veinte años al frente de la Junta de Andalucía.

O ha ahorrado bien poco o las incursiones empresariales o los gastos de su familia, mujer e hijos, han hecho mella en su economía doméstica. Eso sí, puede presumir de que no debe ni un euro y que lo ganado ha sido con el sudor de su frente, nada de herencias familiares.

HIPOTECAS QUE AHOGAN

La más «pobre» es la ministra de Igualdad, Bibiana Aído. Sólo declara tener 38.918 euros y aún debe pagar su hipoteca: más de cien mil, una deuda que ya quisieran para sí muchos treintañeros de su generación. Rico, rico, no es ninguno de los hombres y mujeres que dirigen el país, pero sin entrar en el «Forbes» no les han ido mal las cosas.

La declaración es «transparente» aunque no del todo real. Los bienes inmuebles -viviendas habituales o casas de vacaciones- figuran con su valor catastral, no el de mercado ni el que pagaron por ellas los dueños cuando las compraron, y esos valores catastrales, igual que en el caso de cualquier ciudadano, suelen estar muy por debajo del auténtico.

Por ese motivo algunos ministros declaran contar con menos patrimonio que pasivo, el apartado donde aparecen las hipotecas, entre otras deudas. Es el caso de la titular de Defensa, Carme Chacón, que se ha endeudado hasta los 358.000 euros; sus posesiones, en cambio, suman 156.718 euros.

El otro matiz que desvirtúa la información económica es que los ministros que están casados en régimen de gananciales declaran el cincuenta por ciento de los bienes que comparten con su cónyuge.

En el BOE constan los activos, divididos en inmuebles y otros bienes (rentas, acciones, fondos, inversiones…) y el pasivo (créditos, préstamos, deudas, etc. y en todos los casos se hace notar cuando hay bienes y derechos de herencia familiar.

La información no especifica cuántas viviendas poseen los cargos ni qué otro tipo de bienes se han computado, unos datos que sí han tenido que aportar al Registro de Bienes y Derechos Patrimoniales que no se harán públicos.

Patrimonio de los miembros del Gobierno

Vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega: declara un activo de 731.506 euros, que suman los 323.607 de bienes inmuebles y los 407.898 de otros bienes. Incluye también bienes y derechos provenientes de herencia familiar y declara un pasivo de 161.717 euros.

– Vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado: cuenta con 976.934 euros de patrimonio, 236.934 en inmuebles, y 740.000 en otro tipo de bienes.

– Ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos: tiene 384.978,37 euros, de los que 284.978 son en bienes inmuebles y 100.000 de otro tipo.

– Ministra de Defensa, Carme Chacón: declara un total de 156.718 euros de patrimonio, 107.061 en inmuebles y 49.657 en otros bienes. Chacón debe 358.382 euros.

– Ministro del Interior. Alfredo Pérez Rubalcaba: Tiene un patrimonio de 1.223.154 euros. de los que posee inmuebles con un valor catastral de 109.608 euros y otros bienes por 1.113.546 euros. Especifica que este patrimonio incluye bienes heredados.

– Ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia: Tiene inmuebles por valor catastral de 1.428.220 euros y otros bienes que suman 3.549.997 euros, en total tiene un patrimonio de los 4.978.217 euros, de los que parte proceden de herencia. En créditos, préstamos y deudas acumula un total de 581.347 euros.

– Ministro de Industria, Miguel Sebastián: Sus 1.702.735 euros de patrimonio se dividen en 316.466 en inmuebles y 1.386 en otros conceptos. Especifica que este patrimonio incluye bienes heredados.

– Ministro de Justicia, Francisco Caamaño: tiene inmuebles por valor de 24.503 euros y otros bienes que suman 82.200 euros, lo que hace un total de 106.703 euros, un patrimonio al que habría que descontar un pasivo de 36.300 euros.

– Ministro de Fomento, José Blanco: declara 239.536 euros de patrimonio, que se dividen en 179.490 en inmuebles y otros bienes por valor 60.045, en parte provenientes de herencia. Cuenta con un pasivo de 241.138 euros.

– Ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho: 208.017 euros de patrimonio, con un pasivo de 170.935. Tiene inmuebles por valor de 119.018 euros, y otros bienes que suman 8.999 euros.

– Ministra de Vivienda, Beatriz Corredor: tiene inmuebles por un valor catastral de 259.624 euros y otros bienes que suman 301.195 euros, lo que hace un total de 560.820 euros. Debe 283.981 euros.

– Ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez: 109.796 euros de patrimonio, de los que la mayor parte, 89.796, pertenecen a bienes inmuebles, y otros 20.000 a otros bienes. Cuenta con un pasivo de cerca de 184.000 euros.

– Vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves: con un patrimonio de 68.964 euros, de los que 46.502 son inmuebles y 22.461 otros bienes.

– Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde: acumula 269.359 euros, que se dividen en inmuebles por valor de 174.996 euros y otros bienes que suman 94.362. Declara un pasivo de 72.843 euros y especifica que parte de su patrimonio procede de herencia.

– Ministro de Educación, Ángel Gabilondo: tiene inmuebles con un valor catastral de 76.169 euros, a los que se suman 85.404 de otros bienes, lo que hace un total de 161.573 euros. Deudas por valor de 8.482 euros.

– Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa: declara un total de 400.038 euros, de los que la menor parte -92.558- son inmuebles. Acumula 307.479 euros en otros bienes. Declara que este patrimonio incluye bienes heredados.

Ministra de Igualdad, Bibiana Aído: declara 21.415 euros en inmuebles y 17.503 euros en otros bienes, lo que suma 38.918 euros, pero tiene un pasivo de 109.722 euros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído