El sistema de escuchas que viola el derecho a la intimidad

Rubalcaba nos vigila

El PP denuncia que Interior controla SITEL , en vez de los jueces

Pons tachó de mentiroso a Rubalcaba, al que respondió que el Gobierno de Aznar no usó dicho sistema

Rubalcaba juega al ‘y tú más’ culpando a Aznar y no niega que se esté violando la intimidad de los ciudadanos con un sistema de escuchas que no está regulado por ley orgánica. González Pons utilizó el título de una conferencia del ministro: «¿Vivimos en una sociedad vigilada?», para contestar: «La respuesta es sí y además por usted». El sistema afecta a las libertades fundamentales pero al Gobierno no parece importarle demasiado.

El secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, propuso que el Sistema Integral de Interceptación de Comunicaciones Electrónicas (Sitel) sea regulado por ley orgánica. Aseguró que el Grupo Popular en el Congreso ha registrado una proposición no de ley para que el software espía cuente con un paraguas jurídico adecuado.

«Los datos asociados a las comunicaciones se interceptan sin cobertura legal», afirmó en referencia a que el sistema está sostenido por una ley ordinaria puramente técnica, y no por una ley orgánica, como existe la Constitución para aquellos casos en los que se limiten derechos fundamentales, como este caso.

 

RUBALCABA CULPA A AZNAR

González Pons tachó de mentiroso a Rubalcaba, al que respondió que el Gobierno de Aznar no usó dicho sistema. En este sentido, le preguntó si cuando llegó a su despacho no se encontró unos informes que había pedido el PP tanto al Consejo del Poder Judicial como a los ministerios de Defensa y de Justicia que desaconsejaron el uso del SITEL «porque era ilegal».

El Sistema Integral de Interceptación de las Telecomunicaciones es una potente herramienta informática que fue regulada en un reglamento de Industria de 2005 y después en la ley general de Telecomunicaciones de 2007 y cuyo funcionamiento ha estado sometido a constantes denuncias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído