Renuncian a sus abogados

Los piratas se quedan sin estratega

Díaz Aparicio se niega a seguir la línea defensiva que le sugieren sus clientes

El escrito presentado por los somalíes está redactado por una sola persona, a mano y con una caligrafía titubeante

El abogado Javier Díaz Aparicio aseguró que el pirata  ‘Abdu Willy’, le despidió tras apelar a sus «supuestos acuerdos con el Gobierno» para ser entregado a Somalia tras la liberación de los marineros del ‘Alakrana’ y porque no aceptaba la «línea de defensa» que pensaba plantear durante el juicio. Díaz Aparicio ha explicado que él no admite la estrategia de defensa planteada por los acusados «en cuanto a ritmos» y otros factores, aunque no ha precisado más porque  «hacerla pública les perjudicaría».

El letrado -según ha podido saber Periodista Digital– no ha aceptado renunciar a defender que su participación es la de cómplices de los piratas y se negó a trasladar a la Fiscalía la exigencia de los piratas.

«La renuncia se produce porque mi cliente no acepta la línea de defensa que yo le planteo, no llegamos a un acuerdo y decidimos romper la relación», señaló el letrado, quien también añadió que los dos somalíes «defendieron los acuerdos que creían que tenían con el Gobierno y les incomodaba el cambio de situación» que experimentaron tras la liberación de la tripulación del pesquero.

Díaz Aparicio, que no quiso concretar la estrategia que propuso a su cliente porque «le perjudicaría», también dejó claro que la renuncia de ‘Abdu Willy’ a sus servicios «en ningún caso» obedece a «razones económicas» sino «exclusivamente técnicas». «No ha habido ninguna discusión porque nadie me haya dejado de pagar», aseguró a Europa Press.

La decisión del corsario, a la que posteriormente se unió el otro acusado, Raageggesey Hassan Haji, se produjo durante una reunión personal que los tres mantuvieron el pasado día 26 de noviembre en la cárcel de Soto del Real (Madrid), según explicó el letrado.

El escrito presentado por los somalíes está redactado por una sola persona, a mano y con una caligrafía titubeante que podría atribuirse a un niño, ya que mezcla las mayúsculas y las minúsculas. De su contenido se deduce que los acusados no dominan el castellano, ya que el documento dice textualmente: «Renuncio como abogado definsona (sic) a Francisco Javier Díaz Aparicio».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído