El Gobierno intentará negociar un tratamiento diferenciado en la UE para las regiones insulares en el periodo 2014-2020

El vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, apuntó hoy que el Ejecutivo central «está en la línea» de intentar «poner encima de la mesa» un tratamiento diferenciado para las regiones insulares dentro de la negociación de las perspectivas financieras de la UE para el periodo 2014-2020.

Chaves remarcó el compromiso que tiene el Ejecutivo respecto al reconocimiento del hecho insular, como revela a su juicio la ponderación que tiene este factor en el nuevo sistema de financiación autonómica, para enfatizar luego en que con el Tratado de Lisboa se ha dado «un salto cualitativo» en la mejor atención a la «dimensión y cohesión territorial», con una referencia concreta a la insularidad a la hora de diseñar las políticas comunitarias.

No obstante, el ministro de Política Territorial aludió a que ese reconocimiento supone un avance cualitativo pero «aún no es suficiente» puesto que se tiene que establecer «los canales y mecanismos necesarios para reconocer en la práctica esta dimensión geográfica».

Así lo indicó hoy en el Senado en respuesta a la pregunta formulada por el senador autonómico por Baleares Pere Sampol, quien le interrogó sobre los compromisos asumirá el Ejecutivo para promover en el seno comunitario mejores compensaciones para la insularidad, para lo cual citó como ejemplo de los problemas que implica esta condición geográfica las cancelaciones de vuelos y paquetes turísticos, que amenaza «una temporada que se prometía muy feliz».

Chaves recordó que participó en la celebración de la Cumbre sobre Regiones Insulares de la UE celebrada en Palma y que alcanzó unas conclusiones finales que consideró «importantes» para atender las circunstancia insular. «Vamos en el buen camino», agregó el vicepresidente tercero del Gobierno.

Por otro lado, recordó que hay en la UE más de 20 regiones europeas de carácter insular, con 15 millones de habitantes y que tienen un «PIB en sus manos» de 18.000 millones de euros, y añadió que la conclusión de esta cita celebrada en Palma ahondó en «la realidad territorial diferenciada» y en lograr también «un tratamiento en las políticas comunitarias diferenciado».

REGION TRANSFRONTERIZA

Mientras, Sampol coincidió en que hay avances en el reconocimiento de la insularidad en términos teóricos pero, a su juicio, resta llevarlo a la práctica, puesto que las únicas compensaciones a la insularidad de ámbito comunitario son las bonificaciones al transporte de pasajeros y algunas mercancías.

En ese contexto, el senador balear consideró fundamental que se atiendan determinadas carencias en los vuelos de las islas menores con el continente mediante la declaración de obligaciones de servicio público, unido a un avance en las bonificaciones del transporte de mercancías marítimo y el acceso de estas regiones a los fondos de cohesión, sobre todo en cuestiones de medio ambiente y transporte.

Sampol trasladó al vicepresidente tercero que el reconocimiento de Baleares como región transfronteriza permitiría el acceso a unos fondos que «sus ciudadanos no pueden disfrutar por su elevado PIB» y le expresó su «confianza» en que esas cuestiones serán planteadas en el ámbito comunitario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído