A vueltas con España.- Homenaje a las víctimas del terrorismo

MADRID, 27 (OTR/PRESS)

«Nos debemos a las víctimas, y nos debemos igualmente a sus familias»., dijo el Rey Juan Carlos en el Salón de Plenos del Congreso de los Diputados, a mediodía de este domingo, al celebrarse un emotivo homenaje a las víctimas del terrorismo acordado por unanimidad entre todas las fuerzas políticas. El monarca elogió en su discurso el acuerdo político adoptado, «porque nada mejor que esta sede parlamentaria para rendir tributo de respeto, afecto y solidaridad a las víctimas y a sus familiares». El Rey, además, volvió a pedir unidad de todas las fuerzas políticas en «la lucha frente a la barbarie terrorista», y recordó que «es una de las demandas más unánimes de la sociedad española, una obligación de todos los demócratas y un deber frente a las víctimas y sus familias».

En la misma línea se había pronunciado previamente el presidente del Congreso, José Bono, quien también insistió en la unidad de todos los partidos políticos y arremetió contra los que tiene dudas o son ambiguos frente al terrorismo: Precisamente la necesidad de la unidad política frente al terrorismo fue el hilo conductor de los discurso del Rey y del presidente del Congreso, en el Día de las Víctimas del Terrorismo, al que asistieron las principales autoridades institucionales y representantes de las víctimas y sus familias. El Congreso abrió sus puertas para conmemorar esta primera celebración de un homenaje que, a partir de hoy y para siempre, conmemorará la jornada en recuerdo de todas las víctimas del terror.

El acto comenzó con la intervención de Bono, especialmente duro con ETA, y muy cariñoso con los familiares. En su crítica a los terroristas, Bono hizo hincapié en no diferenciar entre ellos y los que los apoyan, los justifican y los ocultan. «Ambigüedad cero», ha subrayado el líder socialista, para añadir que hay que desterrar «el silencio y la permisividad». «En la lucha contra el terrorismo no caben los tibios», añadió, al tiempo que pedía «amonestar» a quien se atreva a pisar la «línea roja». «Frente a la belleza de la vida, el terrorista cultiva el odio. No hay terrorista bueno, pero tampoco hay pueblo que sea capaz de admitirlos ni a sus cómplices porque la ambigüedad contra el terrorismo corrompe siempre».

Tras esta crítica a quienes amparar al terror, Bono se volcó con las víctimas, a quienes expresó su máxima gratitud y la de todo el país por su entereza, por desterrar el odio, por su coraje, su fuerza, por no invocar la ley del Tailón -la del ojo por ojo y el diente por diente- y por su esfuerzo. «Os digo que toda España está con vosotros. España no olvida y no os olvida. En nombre de todos, os prometo que estaremos siempre juntos hasta vencerlos», proclamó Bono.

Por su parte, en su discurso, Don Juan Carlos destacó que «la unidad de todas las fuerzas democráticas contra el terrorismo es una exigencia de la sociedad y un deber hacia las víctimas y sus familiares». El Rey indicó que España tiene con los caídos en los actos de terrorismo «una deuda de inmensa gratitud», al tiempo que definía al terror como «perverso cobarde e injustificable», además de contrario a los Derechos Humanos. «El terrorismo trunca las vidas pero nunca podrá truncar la fortaleza de nuestras convicciones», sentenció el monarca, que se ha sumado «de corazón al acto de emocionado homenaje y recuerdo». El de hoy es un «tributo de respeto afectuoso y solidario» a los muertos y a sus familias, agregó el Rey.

El acto fue organizado después de que se acordara por unanimidad declarar el 27 de junio como Día de las Víctimas del Terrorismo. Al homenaje no pudo acudir el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se encuentra en la cumbre del G-20 en Canadá. En su lugar estaba la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. También estuvieron presentes la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, así como el líder del PP, Mariano Rajoy, y los portavoces de PSOE y del PP del Congreso, José Antonio Alonso y Soraya Sáenz de Santamaría, y representantes de diferentes grupos parlamentarios. Ha quedado, por tanto, constituido el Día de las víctimas del terrorismo, y se ha producido el primer homenaje a estas víctimas y a sus familiares.

Cabe suponer que en adelante ninguna fuerza política pugnará por apoderarse de estos reconocimientos que hace suyos el pueblo soberano en la persona de sus máximos representantes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído