Huelga general. El Gobierno fija en un 20% el seguimiento en el transporte y en menos de un 10% en la Administración estatal

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, informó a primera hora de la tarde de que el seguimiento medio de la huelga general en los transportes ha sido del 20,1% y del 9,31% en el turno de noche y el 7,48% en el de la mañana de la Administración General del Estado, mientras que la media en las administraciones locales ha llegado al 12%.

Corbacho ofreció estos datos en su comparecencia de las 13.00 horas en el Palacio de La Moncloa, en la que insistió en su intención, ya expresada a las 8.30, de no entrar en guerras de cifras con los sindicatos.

No obstante, frente al «éxito rotundo» del que hablan UGT y CCOO, indicó que la «disparidad» que ha habido entre sectores productivos y territorios «hace difícil una valoración taxativa de la huelga en un sentido u otro».

Además, el ministro aseguró que «se está consiguiendo» el objetivo marcado por el Ejecutivo de garantizar tanto el derecho a la huelga como el derecho a trabajar, y destacó que los servicios mínimos se han cumplido «con normalidad allí donde se han pactado», con «incumplimientros puntuales» pero que «se han ido normalizando» a lo largo del día. «El Gobierno se felicita y lo celebra», afirmó.

En este sentido, destacó el 98,4% de cumplimiento de los servicios mínimos que, según los datos del Ministerio de Fomento, están registrando los transportes, y añadió que «sería injusto no destacar la alta responsabilidad de los convocantes de la huelga», que, a su juicio, «han asumido como primer objetivo dar cumplimiento a los servicios mínimos».

Respecto a las alteraciones del orden que se han producido en algunos ciudades, Corbacho las entiende como las «propias» de jornadas como éstas, en las que precisó que siempre hay «algún incidente». Eso sí, indicó que «hay que valorar en qué grado han impedido» el funcionamiento normal de las ciudades y contrapuso la situación de hoy a la de «huelgas recientes», como la de los funcionarios, en las que «no hubo servicios mínimos ni transportes».

El ministro sí reconoció el incidente de Getafe en el que las fuerzas del orden llegaron a disparar al aire a la entrada de una fábrica. Fuentes de Presidencia explicaron después a los periodistas que se debió a que un grupo de policías tuvieron que escoltar a un trabajador para que entrara a trabajar pese a la resistencia de los piquetes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído