Zapatero ve en la invitación de España al G-20 «la mejor noticia en nuestra capacidad de influencia en el mundo»

El presidente del Gobierno, José Luis Rodrígez Zapatero, afirmó este martes en el Pleno del Senado que la consolidación de la presencia española en el G-20 como invitado permanente es «la mejor noticia en política exterior y en nuestra capacidad de influencia en el mundo que hemos tenido desde hace mucho tiempo».

En su respuesta, Zapatero dejó claro que el G-20 se ha constituido en el foro internacional para la gobernanza económica y la respuesta a la cooperación entre las grandes potencias del mundo que exige una economía global.

De hecho, consideró que la frecuencia de las reuniones de este foro pone de manifiesto el alcance de la crisis. «Gracias al G-20 esta grave crisis no ha derivado en un colapso», agregó.

En su opinión, «es extraordinariamente relevante que España, como ha informado el Gobierno de Corea, que actualmente preside el G-20, se haya posicionado como invitado permanente, lo que significa haber consolidado nuestra presencia en este foro que va a marcar el futuro del sistema financiero y económico internacional», dijo Zapatero.

«Es para nuestro país una excelente noticia, la mejor noticia en política exterior y en nuestra capacidad de influencia en el mundo que hemos tenido desde hace mucho tiempo», añadió.

En la próxima cumbre de Seúl los objetivos a tratar serán tres, explicó. En primer lugar, el análisis de las respuestas dadas a la crisis.

En segundo lugar, se estudiarán los avances en la regulación del sistema financiero, que pretenden que sea más exigente, con requisitos de capital y liquidez para las entidades financieras que les permitan ser más fuertes y no tener que ser rescatadas.

Además, en Seúl se abordará la concreción definitiva de esa legislación, que se trasladará posteriormente a normativas.

En Seúl se debe aprobar la reforma del Banco Mundial y el Fondo Monetario, para que tengan recursos suficientes para afrontar situaciones de crisis. También se trabajará por el reequilibrio de sus órganos de representación y decisión.

El presidente expresó su confianza en que esta cumbre dé cumplimiento a estos objetivos y garantizó que, desde España, «vamos a defender el sistema financiero regulado con eficiencia, supervisión fuerte, compromiso del sistema financiero ante riesgos que puedan tener» además de la citada reforma del Banco Mundial y el Fondo Monetario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído