El PP aventajaba en 7,9 puntos al PSOE antes del cambio de Gobierno, según el barómetro del CIS

El PP aventajaba en 7,9 puntos al PSOE antes del cambio de Gobierno, según el barómetro del CIS
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (i), y el líder del PP, Mariano Rajoy. EFE/Archivo

El PP aventajaba al PSOE en 7,9 puntos en estimación de voto justo antes del cambio de Gobierno y después de la huelga general, según el último barómetro del CIS, que concede un 42,2 por ciento de voto estimado al partido de Rajoy y un 34,3 por ciento al partido liderado por José Luis Rodríguez Zapatero.

Con estos porcentajes, el PP tendría su mejor expectativa electoral de la legislatura, y los socialistas la más baja, por lo que la distancia entre ambas fuerzas políticas sería la mayor de todo este periodo si se atiende a anteriores barómetros del CIS.

Además, IU obtendría un 6,2 por ciento de los votos si hubiera elecciones, el mejor resultado desde los comicios de 2008, seguido de UPyD, con un 4,1 por ciento y de CiU (3,5 por ciento).

La misma encuesta, hecha pública hoy, apunta que los españoles siguen dando mejor nota al presidente del Gobierno que al jefe de la oposición, si bien la distancia entre ambos es históricamente la más estrecha, con 3,46 puntos para Zapatero y 3,42 para Rajoy.

Y ello en un contexto en el que todos los líderes políticos vuelven a suspender; ninguno llega al 4 de nota media y los mejor considerados son Josep Antoni Duran Lleida (CiU), con 3,97 puntos y Rosa Díez (UPyD), con 3,89.

El CIS hizo el trabajo de campo de su barómetro de octubre entre los días 4 y 14 de ese mes, mediante 2.500 entrevistas personales, después de la huelga general del 28 de septiembre y días antes de la remodelación ministerial decidida por José Luis Rodríguez Zapatero.

Las tendencias en el voto estimado apuntan al PP como el partido que más sube, un punto respecto al anterior barómetro de julio, seguido de Izquierda Unida, con 0,8 puntos y, en menor medida, UPyD y Coalición Canaria, ambos con 0,3 puntos más.

Entre los que bajan, el PSOE, CiU y ERC lo hacen en la misma medida, un 0,6 por ciento.

De esta manera, el PP sería el partido más votado (42,2 por ciento), seguido del PSOE (34,3 por ciento); IU (6,2 por ciento); UPyD (4,1 por ciento); CiU (3,5 por ciento); PNV (1,2 por ciento); ERC (0,8 por ciento); BNG (0,8 por ciento); CC (0,7 por ciento); Na Bai (0,2 por ciento) y UPN (0,01 por ciento).

En voto directo, es decir, el que expresan directamente los encuestados sin ponderar después por los sociólogos del CIS, la ventaja sería también para el PP, al llevarse el 24,8 por ciento de los sufragios frente a un 18,7 por ciento de los socialistas.

La encuesta mide además la confianza que inspiran Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, y el presidente empeora las cifras obtenidas hace tres meses, cuando generaba «poca» o «ninguna» confianza al 78,9 por ciento; ahora piensa así el 81,4 por ciento.

En la parte positiva, inspira «mucha» o «bastante» confianza al 17 por ciento de los españoles.

Al tiempo, Rajoy mejora su posición, porque antes provocaba «poca» o «ninguna» confianza en el 84,6 por ciento, y ahora en el 81,5; al 15,6 por ciento de los encuestados el jefe de la oposición le inspira «mucha» o «bastante» confianza».

Y en cuanto a los restantes líderes políticos, hay una tendencia generalizada a la mejora de su nota media.

El líder de IU, Cayo Lara, pasa de 2,85 puntos a 3,08; Rosa Díez, que tenía 3,69 puntos, ahora logra 3,89; Duran Lleida pasa de 3,72 a 3,97; Íñigo Urkullu (PNV) sube su 2,73 hasta un 3,13; Joan Puigcercós, que tenía 2,51 se lleva 2,85; Paulino Rivero, del 2,93 puntos pasa a 3,35.

También mejoran Uxue Barkos (Na Bai), del 3,01 al 3,38 y Yolanda Barcina (UPN), desde un 2,48 hasta 2,55; sin embargo, Guillerme Vázquez, del BNG, baja de 2,32 puntos a 2,26.

Como es habitual en estos barómetros, el CIS pulsa la opinión ciudadana sobre la gestión del Gobierno, que es considerada «mala» o «muy mala» por el 58,5 por ciento, mientras que en julio esta percepción negativa la tenía el 55,5 por ciento de los encuestados.

Sólo un 7,5 por ciento la considera «buena» o «muy buena», cuando en julio la veía así el 7,8 por ciento; el 31,9 la ve «regular».

La oposición sale algo mejor parada, porque en el anterior muestreo un 60,9 por ciento tachaba su actuación de «mala» o «muy mala» y ahora el porcentaje baja al 55,9; y si antes el 8,3 por ciento la veía «buena» o «muy buena», el porcentaje sube ahora a un 9,7 por ciento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído