Iraq. El CNI homenajea a los agentes asesinados en 2003

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) homenajea a los ocho agentes que perdieron la vida en Iraq, siete de los cuales fueron asesinados tal día como hoy en 2003 en una emboscada.

Con un escrito titulado «recuerdo a nuestros compañeros caídos», el CNI tiene unas palabras hacia los agentes que perdieron la vida en Iraq y que por estas fechas se cumple el séptimo aniversario tanto de la muerte de José Antonio Bernal, quien murió el día 9 de octubre, como consecuencia de un atentado ocurrido en Bagdad,

como de Carlos Barro, José Lucas Egea, Alberto Martínez, José Ramón Merino, José Carlos Rodríguez, Alfonso Vega y Luis Ignacio Shannon, quienes murieron el día 29 de noviembre de 2003 «como consecuencia del enfrentamiento armado mantenido con fuerzas hostiles, en una emboscada a los dos vehículos en que viajaban, entre las ciudades iraquíes de Bagdad y Diwaniya».

En este escrito, recogido por Servimedia, el Centro afirma que sus muertes en Iraq «produjeron una gran tristeza, que siempre perdurará� en su recuerdo y que «pese al tiempo transcurrido� no dejan de recordarlos �con cariño y de forma entrañable, siendo, además, de justicia, realizar este ejercicio de memoria y seguir rindiéndoles homenaje».

«Todos ellos dieron sobrada muestra de su valor y de su lealtad, lealtad al CNI y al proyecto común que nos une, como es la defensa de nuestro modo de vida en libertad y seguridad, proporcionando una respuesta integral a las amenazas en defensa de los intereses de España», dice el homenaje publicado en la web del CNI.

En un emotivo texto, afirman que cumplieron con su deber y con la misión de correr «riesgos para que otros muchos ciudadanos no sean víctimas de las amenazas que, con creciente audacia, acechan a nuestras sociedades democráticas». «Con su labor contribuyeron a la seguridad, la libertad y el bienestar de nuestros conciudadanos», añade.

En la misiva firmada por sus «compañeros del CNI» se dice que «protagonizaron un caso límite de abnegación en el servicio, de entrega a la misión que les fue encomendada por sus superiores y de heroísmo».

«Sus muertes en acto de servicio, les convierten en parte del patrimonio moral de la Nación y, por ello, en ejemplo y semilla de la idea del servicio a España» ya que entienden que «fueron generosos en grado sumo, dieron su vida por el servicio a los demás».

«No se puede pedir mayor generosidad. Como todos sabemos, no es más grande quien más ocupa, sino quien más vacío deja cuando se va», aseguran.

Concluyen que este reconocimiento «no es exclusivo de estas fechas» de aniversario ya que «cada miembro del Centro lo realiza a diario, a través de su labor constante y callada».

«Cada éxito colectivo, aunque no sea del dominio público, es un homenaje silencioso a la memoria de nuestros compañeros y su recuerdo nos empuja a perfeccionar permanentemente nuestra forma de funcionamiento, a mejorar nuestras medidas de seguridad, a adaptarnos a los nuevos escenarios y amenazas; en definitiva, a renovarnos y mejorar constantemente».

Por último dice, «allá donde estéis, tened presente que siempre proclamaremos ante todo el que quiera escucharnos que, con vosotros, algo nuestro se fue, aunque nos dejásteis el recuerdo y el destello donde todos podemos contemplarnos con orgullo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído