(Ampliación) Los controladores garantizan el tráfico aéreo para que el Congreso no prorrogue el estado de alarma

La Unión Sindical de controladores Aéreos (USCA) se ha comprometido a asegurar el normal desarrollo del tráfico aéreo para los próximos días para que el Congreso de los Diputados rechace ampliar el estado de alarma.

En rueda de prensa, los portavoces de USCA, César Cabo y Daniel Zamit, solicitaron al Congreso no autorizar la prórroga del estado de alarma para lo que presentaron un documento firmado por el 85% de estos profesionales en el que se comprometen a garantizar el tráfico aéreo y piden una solución negociada al conflicto.

Los controladores señalan que si el estado de alarma se prolonga hasta el 15 de enero, la situación para negociar será complicada teniendo en cuenta que el ministro de Fomento, José Blanco, ha fijado el límite para un acuerdo en el 31 de enero.

Además, defienden que no debe prorrogarse el estado de alarma para que pueda retomarse la negociación con Aena de forma inmediata y mantienen que �su propuesta es honesta, justa y enmarcada en el marco jurídico actual�.

En todo caso, Zamit explicó que �si no hay otra solución tendremos que admitir� un laudo arbitral, aunque �nos genera desconfianza porque los árbitros los nombra la Administración que en este caso es juez y parte�.

Por otro lado, la junta directiva de USCA, presente también en la rueda de prensa, se ha atribuido el logro de haber conseguido que los controladores volvieran a sus puestos el pasado 4 de diciembre, coincidiendo con la declaración del estado de alarma.

Así lo expresó Zamit, quien rechazó por ese motivo que pueda haber elecciones o dimisiones entre los responsables de USCA.

�Lo que calmó a la gente fue el esfuerzo de estos tres señores a lo largo de toda la noche�, afirmó Zamit en referencia al presidente de USCA, Camilo Cela, su vicepresidente, José Manuel Acebedo, y su secretario general, Abel Hernández.

Por su parte, Hernández tomó la palabra para defender que �nadie hizo un abandono de servicio� por que los 440 controladores expedientados �siguieron el procedimiento establecido por Aena y revisado por la Agencia Española de Seguridad Aérea (Aesa)�. Aseguró también que �en ningún momento se desatendió el tráfico ni los aviones y que fue Aena quien decidió cerrar el espacio aéreo�.

Por último, Zamit destacó que con los militares �la gente está más serena que con los gestores de Aena� ya que �están haciendo un trabajo que les ha tocado asumir y lo están haciendo con profesionalidad�.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído