Las minorías piden en el Congreso que los ex presidentes no reciban pensión mientras cobren del sector privado

Las fuerzas minoritarias del Congreso han reclamado este martes que los ex presidentes del Gobierno que, como Felipe González o José María Aznar, reciben remuneración por su participación en empresas privadas, dejen de cobrar la pensión vitalicia que les reserva la ley por su condición de antiguos inquilinos de La Moncloa.

Portavoces de CiU, PNV, ERC-IU-ICV, el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD) han defendido la necesidad de regular este asunto al hilo del debate de una proposición de ley de IU-ICV que persigue endurecer el régimen de incompatibilidades de parlamentarios y altos cargos.

La iniciativa de IU-ICV, que fue registrada en 2008, no estaba pensada para los casos de Aznar y González, que acaban de ser ‘fichados’ por sendas compañías eléctricas, pero esta circunstancia se coló inevitablemente en la discusión.

Así, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, se ha mostrado abierto a dialogar sobre si la pensión que reciben los ex presidentes ha de ser vitalicia o temporal, pero ha subrayado que «no es discutible» que puedan percibirse si a la vez se cobra del sector privado.

Como el resto de los que intervinieron en nombre de las minorías, Llamazares ha defendido que los ex presidentes tengan un estatus especial y cobren del Estado para «mantener la dignidad de cargo frente presiones externas», pero haciendo hincapié en que esta pensión no puede ser compatible con una retribución privada. Actualmente los ex presidentes perciben unos 80.000 euros al año en concepto de pensión.

«Es censurable que las relaciones de quien fue presidente del Gobierno se conviertan en un fondo de mercado y es muy criticable que los ex presidentes cobren a la vez del Estado y de empresas privatizadas», ha planteado el diputado de IU.

INTOLERABLE E INNEGOCIABLE

En la misma línea, se ha pronunciado la diputada de UPyD, Rosa Díez, para quien la incompatibilidad en estos casos es «innegociable». Díez se ha mostrado convencida de que este asunto habrá de revisarse más pronto que tarde y de que quienes hoy se oponen a ella «cualquier fin de semana» anunciarán que la apoyan, como ocurrió el pasado sábado cuando el líder del PP, Mariano Rajoy, anunció una iniciativa para suprimir las pensiones parlamentarias. Díez pidió lo mismo en dos ocasiones el año pasado y PP y PSOE se negaron.

Desde el BNG, su portavoz Francisco Jorquera, recordó que Aznar va embolsarse 200.000 euros al año de Endesa, una empresa que, además se privatizó durante su mandato, y que González se hará con 126.000 euros anuales por asesorar a Gas Natural.

Sin entrar en si estos fichajes son «éticos», en que coincidan con una subida de la luz justificada para corregir «un supuesto déficit tarifario», o en la oportunidad de que los ex mandatarios «pongan su agenda de contactos hechos por su actividad pública al servicio de intereses privados», Jorquera juzgó «intolerable» que se puedan compatibilizar con una pensión vitalicia pública.

PNV: SUBIR LA PENSION

Desde el PNV, Aitor Esteban, que llegó a abogar por elevar la pensión que reciben los ex presidentes, tachó de «inaceptable» que sigan percibiéndola una vez que se integran en actividad privada «con un mayor salario». «O se ejerce de ex presidente o se ejerce de ‘lobista’, pero no se puede ejercer de las dos cosas a un tiempo», enfatizó. Jordi Xuclà, de CiU, también se mostró abierto a revisar la compatibilidad de estas pensiones en supuestos como los de Aznar y González.

Por su parte, los portavoces del PSOE, Daniel Fernández, y del PP, Vicente Ferrer, en este debate optaron por no pronunciarse en el Pleno sobre la hipotética revisión de las condiciones para recibir la pensión de ex presidente, aunque los dos partido mayoritarios ya han dejado claro en otros ámbitos que no son partidarios de modificar la legislación vigente en este punto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído