La reducción de velocidad ahorrará un máximo de 7,5 euros, para los coches de gasóleo, y hasta 10,6, para los de gasolina

La medida aprobada este viernes por el Gobierno de reducir la velocidad máxima de circulación en autopistas y autovías hasta los 110 kilómetros por hora acarreará un ahorro potencial máximo de 7,5 euros, en el depósito de gasóleo, y de 10,59 euros, en el de gasolina.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció este viernes esta medida, como parte de un plan de ahorro energético aprobado por el Ejecutivo para hacer frente a la subida del precio del crudo, de la mano de la crisis que viven los países del norte de África.

Los últimos datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea reflejan que el precio medio del gasóleo en España está en 1,247 euros por litro, mientras que el de la gasolina se sitúa en 1,284 euros por litro.

De este modo, el precio por llenar un depósito medio de 55 litros es de 68,5 euros en el caso del gasóleo y, en el de la gasolina, se eleva hasta los 70,6 euros.

El ahorro de un 11% en el consumo de gasóleo y de un 15% en el de gasolina que prevé el Gobierno, como consecuencia de esta iniciativa, supondrá por lo tanto un ahorro potencial máximo de 7,5 euros en los depósitos de gasóleo (el combustible que emplea el 70% del parque móvil español) y de 10,59 euros, en los de la gasolina.

El Gobierno reducirá la velocidad máxima en autopistas y autovías a 110 kilómetros por hora a partir del 7 de marzo. La medida forma parte de un plan de ahorro energético que busca reducir el consumo español de petróleo, que se ha encarecido de forma significativa como consecuencia de la crisis que viven los países del norte de África.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció este viernes una serie de medidas adoptadas por el Gobierno con el fin de reducir el consumo de hidrocarburos.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Pérez Rubalcaba explicó que todas estas medidas entrarán en vigor a partir del próximo 7 de marzo.

La mayoría de ellas serán temporales, como la citada reducción de la velocidad máxima (de 120 kilómetros por hora a 110 kilómetros por hora), con la que se pretende un ahorro del 15% en el consumo de gasolina y del 11% en el de gasóleo.

La duración de esta iniciativa dependerá de la evolución de la situación en los países suministradores de petróleo, como Libia y Egipto. «No sabemos cuánto durará esta emergencia ni las repercusiones de esta inestabilidad», admitió Pérez Rubalcaba.

«Vamos a ir más despacio y vamos a consumir menos» petróleo, lo que deberá ir acompañado de cambios en la señalización. Estas modificaciones, que habrán de acometerse «con urgencia», no tendrán «mucho coste», ya que «no vamos a hacer una modificación definitiva de toda la señalización. Hay fórmulas transitorias más baratas», explicó el viceresidente primero.

También se introducirán cambios en lo relativo a las multas, no así en el carné por puntos, ya que esta medida «no tiene que ver con la seguridad vial propiamente dicha, sino con el ahorro energético».

De modo paralelo, el Ejecutivo va a intensificar el seguimiento de precios y márgenes de distribución de los carburantes, para garantizar que se cumplen «estrictamente» las normas de competencia. «Estaremos vigilantes en materia de precios», dijo.

El Gobierno creará, asimismo, un grupo de trabajo con empresas y grandes distribuidores para seguir «día a día» la evolución de los precios del petróleo y del gas, mientras la situación «siga así».

Otra medida adoptada con carácter temporal es la reducción de hasta un 5% en el precio de los billetes de Renfe de Cercanías y media distancia. Con ello se pretende potenciar el uso del transporte público; algo «absolutamente necesario» para ahorrar combustible. Esta iniciativa se verá acompañada de medidas de promoción del transporte público.

Por otro lado, el Gobierno elevará del actual 5,8% hasta el 7% el porcentaje de biocarburantes en las mezclas de los combustibles de automoción (biodiésel y bioetanol), buscando también ahorrar gasolina (carburante que está casi en su máximo histórico).

SIN PROBLEMAS DE SUMINISTRO

El «exhaustivo» informe presentado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, revela que el suministro de gas y petróleo a España no corre peligro, según explicó Pérez Rubalcaba. «No vemos problemas para el suministro en el horizonte; no es el problema que nos ocupa», señaló.

Sin embargo, esta tensión «sí está repercutiendo en el precio de los combustibles».

En este sentido, el vicepresidente recordó que una subida de 10 euros del barril de crudo supone unos 6.000 millones de euros en la factura energética de España (cerca de un billón de pesetas); eso es lo que, aproximadamente, se ha encarecido la facura energética de España en esta semana, dada la dependiencia de la economía española del petróleo.

A pesar de todo, Pérez Rubalcaba descartó que la situación en estos países pueda afectar al proceso de recuperación de la economía.

El vicepresidente afirmó que no ha habido cambios en las previsiones del Ejecutivo, lo que «no significa que no tengamos que tomar medidas; pero no creemos que esta situación vaya a afectar a una recuperación que estamos comenzando», dijo.

MEDIDAS ADICIONALES

Con el mismo objetivo de «ahorrar parte de ese importante incremento de la fatura derivada de la crisis de los países exportadores, el titular de Industria se reunirá esta semana con las diferentes administraciones públicas. Juntos acordarán una batería de medidas de ahorro energético, en el ámbito de las competencias de municipios y autonomías, como la iluminación urbana. Pérez Rubalcaba confió en llegar a un acuerdo con estas administraciones y en encontrar en ellas la máxima colaboración para poder presentar estas nuevas medidas en el Consejo de Ministros del viernes próximo.

Preguntado por si se instará al resto de administraciones a que bajen los precios del transporte público, Pérez Rubalcaba subrayó que «cada municipio tiene su propia autonomía, y corresponde a ellos ese tipo de acuerdos».

En todo caso, apuntó que la decisión del Gobierno les puede servir de ejemplo, aunque «no es nuestra voluntad forzar» a que tomen algún tipo de medidas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído