El PSC ve «cinismo» en la negativa de CiU a aceptar su enmienda para negociar el Fondo de Competitividad

El PSC advierte «cinismo preelectoral» en la negativa de CiU a aceptar en el Congreso su enmienda para convocar la comisión bilateral Gobierno-Generalitat con el fin de negociar el abono del Fondo de Competitividad pues cree que los nacionalistas prefieren perder la votación de esta tarde en el Pleno de la Cámara Baja en lugar de buscar una solución.

Según ha explicado el coordinador de diputados y senadores del PSC, Francesc Vallés, la enmienda del PSC pretende instar al Gobierno a «respetar escrupulosamente» el acuerdo de financiación autonómica, especialmente en lo relativo al Fondo de Competitividad, y a convocar «de inmediato» la comisión bilateral con la Generalitat para buscar una solución al problema del anticipo que demanda Cataluña.

En su opinión, esa comisión bilateral es la única que puede resolver este contencioso y en ese sentido se queja de que la Generalitat no la haya convocado.

Sin embargo, el presidente de CiU en el Parlamento catalán, Oriol Pujol, ya ha adelantado que no aceptarán esa enmienda porque no concreta ninguna fecha para hacer efectivo el anticipo. Así las cosas, el Pleno del Congreso votará este martes la moción inicial de los nacionalistas, que reclama el pago de los 1.450 millones de euros del fondo de competitividad.

Vallés está convencido de que, en cuanto pasen las elecciones, los nacionalistas «correrán» a negociar con el Gobierno. De hecho, interpreta que el propio secretario general de CiU e interlocutor oficial de la Generalitat con el Gobierno, Josep Antoni Duran i Lleida, ya ha reconocido que el Ejecutivo central no está obligado a dar ese anticipo.

Así las cosas, los socialistas pronostican la derrota de la moción nacionalista, aunque pueda contar con el respaldo del PP y de ERC, pues al voto en contra de sus 169 diputados esperan sumar el de algunas minorías como CC, BNG y UPyD, mientras que el PNV optará por la abstención, como ha confirmado su portavoz, Josu Erkoreka, recordando que Euskadi tiene su propio sistema de financiación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído