Cataluña plantea debatir una rebaja de la edad para conducir ciclomotores

El Gobierno catalán ha propuesto abrir un debate sobre la edad mínima para conducir un ciclomotor, que en septiembre del año pasado se elevó de 14 a 15 años, y ha anunciado que promoverá una modificación de la ley de acceso motorizado al medio natural con el objetivo de reflotar la demanda del sector.

El director general de Industria, Joan Sureda, ha anunciado este lunes la intención del Govern de impulsar estos cambios normativos, que se enmarcan en el plan estratégico para dinamizar el sector de la motocicleta en Catalunya, tras reunirse con los representantes del sector.

A la reunión han asistido representantes de empresas fabricantes, como Rieju, Gas Gas, Ossa, Derbi, Sherco, Volta Motorbikes, Alfer y Xispa Motorbakes, y representantes de proveedores como Manuat, J.Juan, Motor Racing Part y Facomsa.

Sureda ha constatado que el cambio en la edad mínima de conducción del ciclomotor –hasta 50 centímetros cúbicos– ha sido «un golpe duro» para el sector, por lo que ha afirmado que el ejecutivo catalán quiere abrir el debate, aunque ha evitado posicionarse claramente a favor de reducir de nuevo la edad mínima.

«Queremos, al menos, impulsar el debate, pero entendemos que es un tema sensible que se puede mirar desde muchos ángulos y puntos de vista. No digo que tengamos que dar marcha atrás con la edad, pero debemos considerar todos los elementos, también el de la industria», ha sostenido.

En este sentido, el presidente del clúster de la moto de Catalunya y consejero delegado de Rieju, Jordi Riera, ha reclamado a los parlamentarios catalanes en el Congreso que apoyen la rebaja de la edad mínima de conducción del ciclomotor.

En cuanto al uso de la moto en medios naturales, Sureda ha anunciado que crearán una ‘tarjeta verde’ que autorizará la conducción en determinadas zonas: «Si está bien regulado, no hay motivos para no permitir ir a la montaña a disfrutar de la moto», ha argumentado.

Sureda ha explicado que los principales objetivos del plan estratégico son garantizar los volúmenes de producción óptimos que permitan mantener la red actual de proveedores mediante la atracción de nuevos fabricantes y el apoyo al crecimiento de los actuales, así como retener el talento en Catalunya, especializar el sector en nichos de mercado de alto valor añadido, y acompañar a la industria en su transición hacia la moto eléctrica.

Entre las medidas que llevará a cabo el Govern destaca una línea de crédito especial de 12 millones de euros para impulsar el desarrollo de nuevos modelos y de nuevos componentes y para incentivar fusiones entre empresas.

El Govern también prevé impulsar un centro de I+D para retener el talento en Catalunya, aunque aún no ha diseñado ningún calendario ni ha detallado cómo se realizará el proyecto.

Asimismo, a través de ‘Invest in Catalonia’, dedicada a la atracción de inversión extranjera en Catalunya, la Generalitat pretende captar fabricantes e industria extranjera vinculada al sector de la moto: «Queremos ser una región puntera en el terreno de la moto y atraer a inversión extranjera, sobre todo de alto valor añadido», ha explicado Sureda.

Finalmente, el Ejecutivo catalán elaborará un mapa de riesgos y oportunidades en coordinación con el sector «para mantener la masa crítica que hay en Catalunya» y minimizar los efectos negativos sobre el sector de componentes.

El sector de la motocicleta y ciclomotor en Catalunya, formado por 12 fabricantes y 43 proveedores, representa el 84% de la actividad productiva en España.

Para este año, el sector prevé producir unas 60.000 unidades, una cifra similar a la de 2010, según ha afirmado Riera, que ha indicado que del total de motos fabricadas, unas 25.000 corresponden a Yamaha y unas 15.000 a Derbi, dos empresas que han anunciado su marcha de Catalunya.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído