Margallo suprime las direcciones generales para Africa y Asuntos Multilaterales

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha suprimido las direcciones generales para Africa y Asuntos Multilaterales y ha dividido en dos el área de comunicación, según la reestructura del departamento recogida en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El nuevo jefe de la diplomacia española reduce de 12 a 11 el número de direcciones generales en el departamento, pero añade una segunda secretaría general, con rango de subsecretaría, dedicada a Cooperación Internacional para el Desarrollo, área que antes contaba con una Secretaría de Estado y que ahora se integra en la nueva Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores y Cooperación.

De esta secretaría de Estado dependerán cuatro direcciones generales. Africa y Asuntos Multilaterales dejan de tener entidad propia en el organigrama y se fusionan dentro de otros órganos directivos.

Con el nuevo organigrama, dependerán del secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos, que aún no tiene titular, las direcciones generales de Política Exterior y Asuntos Multilaterales, Globales y de Seguridad; Magreb, Africa, Mediterráneo y Oriente Próximo; América del Norte, Asia y Pacífico y una cuarta rebautizada como de Españoles en el Exterior, Asuntos Consulares y Migratorios.

García-Margallo también ha imprimido cambios en el área de comunicación del Ministerio, dividida a partir de ahora en dos unidades que dependerán ambas directamente del ministro.

Así, se elimina Comunicación Exterior, y se crea con rango de dirección general la Oficina de Información Diplomática (como se llamaba antes de la llegada de Miguel Angel Moratinos) por una parte, y por otra la Dirección General de Medios y Diplomacia Pública.

Comunicación Exterior (antigua OID) siempre estuvo dirigida por un diplomático hasta la llegada de Trinidad Jiménez al Ministerio, quien colocó al frente de esta responsabilidad a su jefa de prensa de confianza, la periodista María Jesús García.

García-Margallo ha fichado a una periodista con conocimiento del área económica, María Claver, para la Dirección General de Medios y Diplomacia Pública, mientras estudia situar a un diplomático al frente de la OID.

La dirección general que dirigirá Claver desarrollará una «activa» acción de comunicación para reforzar el prestigio de la política exterior española, según avanza el Gobierno en el BOE del 31 de diciembre.

REFUERZO DEL AREA UE

El nuevo ministro, que mira a la UE como primera prioridad, ha reforzado con una dirección general más la Secretaría de Estado para la UE, en manos de su amigo y compañero de filas en el Parlamento Europeo Inigo Méndez de Vigo.

De esta secretaría de Estado, dependerá las direcciones generales de Coordinación de Políticas Comunes y de Asuntos Generales de la UE, por un lado, y de Relaciones Bilaterales con Países de la UE, Países Candidatos y Países del Espacio Económico Europeo.

La Secretaría de Estado para Iberoamérica, que vuelve a tener independencia en el organigrama, tendrá una dirección general, mientras que la Subsecretaría del Ministerio, rebautizada como de Asuntos Exteriores y de Cooperación, se queda sin llevar los Asuntos Consulares, por lo que su estructura se adelgaza en una dirección general.

De la Subsecretaría dependerán la Secretaría General Técnica y la dirección general del Servicio Exterior.

Seguirá dependiendo directamente del ministro la dirección general del Relaciones Económicas Internacionales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído