Méndez duda de que la reforma sea en lo único que el Gobierno mantenga su palabra

Méndez duda de que la reforma sea en lo único que el Gobierno mantenga su palabra
El secretario general de UGT, Cándido Méndez. EFE/Archivo

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, se ha mostrado hoy convencido de que después de la huelga general del día 29 el Gobierno del PP «se prestará a corregir» la reforma laboral y de hecho ha subrayado sus dudas de que éste vaya a ser «el único caso en el que mantenga su palabra».

Méndez, que ha protagonizado esta mañana el Foro Ser Navarra, ha destacado que esta reforma laboral no sólo «acelerará la destrucción de empleo», sino que además, a diferencia de las 52 anteriores, afecta a la negociación colectiva y a la garantía de la tutela jurídica.

Un asunto este último que ya han planteado algunos jueces de lo social y que también destacarán los sindicatos en el recurso que la próxima semana quieren presentar a través del Defensor del Pueblo ante el Tribunal Constitucional, de cuyo pronunciamiento ha adelantado que sería «importante» que de momento «suspendiera la aplicación» de la reforma.

El líder de UGT ha afirmado que el «panorama es especialmente sombrío» cuando el PP en la oposición afirmó que defendería la soberanía española ante Europa y estando en el Gobierno «le han contradicho» sus actos, ya que en Portugal «dijo que convenían a España» los acuerdos logrados entre patronal y sindicatos, y unos días después en Alemania «parece que no convenían a la estrategia política y económica de Angela Merkel».

Y es que, ha destacado, para crear empleo la economía tiene que llegar a un crecimiento del 2 por ciento y lograrlo requiere de una «estrategia contracíclica» que favorezca la reactivación, pero si el Gobierno piensa recortar el gasto en 60.000 millones de euros en dos años para llegar a un déficit del 3 por ciento ésta no se producirá, no habrá más empleos y se verán afectados «los pilares fundamentales» del Estado de bienestar «y el Estado de las Autonomías».

Al respecto, ha comentado que el principal problema de España no es el gasto público, que en relación con la riqueza bruta de Alemania lo tiene superior, sino la falta de ingresos, en España ocho puntos por debajo del nivel alemán después de las decisiones fiscales adoptadas en años anteriores.

Por ello, ha señalado que la reforma laboral «no está concebida para la crisis, en la práctica el Gobierno se desentiende del problema del paro, sino que pretende imponer un modelo de competitividad basado en el abaratamiento laboral», al tiempo que «debilita el cambio de modelo productivo» que para UGT es necesario.

«Esto es una apuesta ideológica» que, sumada a «los ajustes brutales», ha precisado, harán que el inicio de la recuperación se retrase en su opinión hasta 2018.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído