Quiere vender "independencia, rigor y pluralidad"

Rajoy ataja el derroche de RTVE con más despilfarro: gastará 1,2 millones en un lavado de imagen

Montoro insiste en que se presente la declaración de la renta por internet, pero sólo lo anuncia por televisión

El Gobierno gastará cuatro millones en publicitar y explicar la reforma laboral

Lo que recortan por un lado, lo tiran por otro. Al menos en este caso. Y lo más chistoso, por llamarlo de alguna manera, es que lo gastan en engrasar, alimentar y financiar a quienes desde los medios de comunicación los tachan de ‘mentirosos‘ y los califican de ‘panolis‘.

En el Consejo de Ministros del 4 de mayo de 2012 el Gobierno Rajoy ha aprobado reducir en un 56% los gastos en Publicidad Institucional.

El ‘Plan de de Publicidad y Comunicación Institucional de la Administración General del Estado‘ para 2012 prevé que, tras esta disminución, el gasto en esta materia sea de 35,3 millones de euros.

Según la referencia del Consejo de Ministros, si se añade «la inversión en publicidad comercial, la suma prevista alcanza los 137,5 millones de euros, un 38,2 por 100 menos que en 2011».

Sin embargo, estas medidas de racionalización tienen algunos aspectos llamativos.

Al tiempo que los Presupuestos Generales del Estado reducen las partidas destinadas a la Corporación Radio Televisión Española y está en entredicho el futuro de algunos de sus canales, el Ejecutivo de Rajoy planea gastarse casi 1,2 millones de euros en divulgar los «valores, corporación y promoción de marcas, productos y programas de RNE, TVE. RTVE.es, Instituto RTVE y Orquesta y Coro».

La campaña de promoción de RTVE no está incluida en los 35,3 millones de euros presupuestados para comunicación institucional, sino que forma parte de la partida destinada a publicidad comercial (en la que se inscriben otras como las de Loterías y Apuestas del Estado, AENA o Renfe-Operadora).

Según el Plan presentado por el Ejecutivo, tiene como objetivo:

Trasladar los valores de la corporación (independencia, rigor y pluralidad), además del carácter de servicio público: profundizar en los nuevos medios, consolidando a su vez RTVE.es; relanzar RNE con ocasión de su aniversario; difundir nuevos programas de TVE; y asociar la Corporación a eventos sociales y culturales de interés.

Resulta llamativo que el Plan del Gobierno destaque ahora la «independencia, rigor y pluralidad» como valores de RTVE cuando cuatro días antes el ministro de Industria, José Manuel Soria decía en una entrevista concedida a El Mundo que «es evidente que TVE ha tenido una hostilidad manifiesta en contra del Gobierno» e insistía al añadir que se trata de «una hostilidad como nunca se había dado contra ningún gobierno, particularmente en las elecciones andaluzas y con las reformas que se están llevando a cabo».

Poco más de dos semanas antes, el 16 de abril de 2012, el portavoz del PP en la Comisión de Control de RTVE, Ramón Moreno, denunciaba en declaraciones a Periodista Digital —Ramón Moreno: «Rubalcaba duerme el tema de la presidencia de RTVE para seguir controlando los Informativos»–:

En cuanto a la demora [para elegir nuevo presidente de RTVE], no me cabe la menor duda de que es el PSOE y muy directamente Alfredo Pérez Rubalcaba los que hasta este momento, con su inmovilismo, han decidido alargar en el tiempo la posibilidad de nombrar un presidente de la corporación.

El coste exacto de la campaña de publidad de RTVE es de 1.183.250 euros, se difundirá en castellano, catalán y euskera, se desarrollará a nivel nacional y no se determinan los soportes que se utilizarán para su difusión.

MONTORO INSISTE: LA CAMPAÑA DE LA RENTA, SÓLO EN TELEVISIÓN

En lo relativo a al Publicidad Institucional, el Plan contempla la realización de un total de 61 campañas por parte de la Administración General del Estado. Según se destaca en el propio documento del Gobierno:

«La prensa escrita se mantiene como la herramienta de comunicación más utilizada seguida de internet, revistas y soportes exteriores».

Esto último, sin embargo, no parece ir con Cristobal Montoro.

El Ministerio de Hacienda tiene prevista dos partidas a lo largo de 2012. La mayor de ellas es la correspondiente a las «Campañas de información y asistencia al ciudadano, destacándose las campaña del impuesto sobre la renta de las personas físicas».

Con este fin están presupuestados 1.500.000 euros, lo que supone un 92,71% del presupuesto del Departamento para publicidad institucional y un 4,24% del gasto en esta materia de la Administración General del Estado.

Se confirma la información que ya ofreció en febrero Periodista Digital —Así Montoro como Salgado: Hacienda sólo anunciará la campaña de la renta en televisión–, en el sentido de que Montoro desprecia para la campaña del IRPF a cualquier medio de comunicación que no sea televisivo. Según se especifica en el Plan, el único soporte publicitario contemplado es la televisión.

La Agencia Tributaria está empeñada en que cada vez más contribuyente presenten su declaración de la renta por internet, vía obligatoria para el pago de parte de los tributos que pagan las empresas.

Lo hace  para ahorrar, acortar trámites, facilitar la gestión, recuadar más facilmente y como signo de modernidad.

Sin embargo, no da publicidad a esta posibilidad justo en los medios digitales, a través de los cuales llegaría de forma más efectiva al público objetivo que puede estar interesado en usar la red para hacer frente al duro trance de presentar la declaración en cuestión.

Existe el plan, según fuentes de La Moncloa, de apostar por Internet, pero ya veremos en que queda todo.

[Descarguese aquí el Plan 2012 de Publicidad y Comunicación Institucional]

LOS DETALLES Y LOS REPARTOS

Una de las campañas más caras del Gobierno Rajoy irá destinada a «explicar» diversos aspectos de la reforma laboral.

La meterán un total de cuatro millones de euros.No es la primera promoción que hace el Gobierno de esta reforma, censurada por el PSOE y la izquierda parlamentaria y contestada con una huelga general.

En plena campaña electoral en Andalucía y Asturias, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social difundió por Internet un polémico vídeo de cuatro minutos que fue suspendido hasta después de las elecciones.

Preguntado por el precio, el Gobierno informó de que tuvo un coste de 4.200 euros (IVA no incluido).

UNA LISTA DE PRIORIDADES

La campaña de la reforma laboral será la tercera con mayor presupuesto, con cuatro millones y un 11,3% de la partida global.

Le siguen las de la Dirección General de Tráfico (DGT) y que suele ser la más costosa, con 10,23 millones de euros (el 28,9% del presupuesto); y la destinada a promover las Fuerzas Armadas y el reclutamiento, con 4,8 millones de euros (el 13,57% del presupuesto).

Por contra, el Gobierno ha reducido a la mitad el dinero destinado a la sensibilización contra la violencia de género, de 3 millones de euros en 2011 a 1,5 millones de euros en 2012.

LAS CAMPAÑAS MÁS CARAS

Desaparecen del ‘ránking‘ de las campañas más caras, puesto que no se llevarán a cabo en el año 2012, la de ahorro de energía protagonizada por la Selección Nacional de Fútbol del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA), la del FROM en televisión, la del Pacto de Toledo y de reforma del sistema de pensiones del INSS y las de acreditación de la experiencia profesional y de consolidación de Redtrabajo, ambas del Servicio Público de Empleo Estatal.

Igualmente desaparecen de esta clasificación de campañas de previsión presupuestaria, si bien por disminuir su coste por debajo de los dos millones de euros, la campaña de utilización de medicamentos, que pasa de 2,2 a 0,1 millones de euros.

LOS TROZOS DE LA TARTA

Según el Plan de Publicidad y Comunicación Institucional, aumenta el empleo de revistas (un 16,6%), soportes exteriores (un 11,3%) e Internet (5%), mientras disminuye el empleo previsto de la televisión (un 8,8% menos), la radio (un 8% menos) y prensa (un 5,4% menos), así como de otras herramientas de comunicación (un 10,5% menos).

Permanece en porcentajes similares el empleo de marketing, cine y relaciones públicas.

LA VIEJA PRENSA DE PAPEL SE FORRA

En números absolutos, la prensa es el soporte en donde más campañas institucionales se publicarán este año (34 campañas), seguido de Internet (33), revistas (22), soportes exteriores (21), radio (20) y televisión (11). El año pasado se publicaron en prensa un total de 66 campañas; en Internet, 53; en radio, 44; en televisión, 29 y en exterior, 25.

En total, el Gobierno gastará este año 137,5 millones de euros en publicidad institucional y comercial, un 38,2% menos que los 222,4 millones de euros que se gastó en 2011, según el Plan de Comunicación y Publicidad Institucional 2012 aprobado este viernes por el Consejo de Ministros.

Concretamente, el Ejecutivo gastará en comunicación institucional un total de 35,3 millones de euros, lo que supone un recorte de 45 millones frente a los 80,4 millones de euros que el Gobierno se gastó en este tipo de publicidad en 2011.

Mientras, destinará a publicidad comercial un total de 102,2 millones de euros, 39,8 millones menos que los 142 millones de euros que se gastó en 2011.

 

Autor

Antonio Chinchetru

Licenciado en Periodismo y tiene la acreditación de suficiencia investigadora (actual DEA) en Sociología y Opinión Pública

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído