El p`residente del Gobierno anuncia una reunión de inversores alemanes en Madrid el 6 de septiembre de 2012

Mariano Rajoy dice que cuenta con el apoyo de Angela Merkel

Durante su paseo en barco por los canales de Chicago, la canciller alemana le transmite su respaldo a las reformas emprendidas por el Gobierno español

La reunión, en Chicago y antes de la Cumbre de la OTAN, se celebrará a petición de la canciller germana

Mariano Rajoy aseguró este domingo que la canciller alemana, Angela Merkel, apoya la política económica desarrollada por su Gobierno y comparte la necesidad de continuar con las reformas estructurales y el recorte del déficit presupuestario como la mejor plataforma para conseguir el crecimiento y la creación de empleo.

«La apuesta sigue siendo el control del déficit público».

Las palabras del presidente Rajoy tuvieron lugar inmediantamente después de su reunión con la jefa del Gobierno alemán, que se celebró este 20 de mayo de 2012 a bordo de uno de los barcos que transitan por el río que atraviesa la ciudad de Chicago.

«Vamos a seguir haciendo un esfuerzo para que en nuestro país las administraciones públicas no gasten más de lo que ingresan».

«Vamos a continuar por ese camino para tratar de ser más competitivos y poder vender mejor nuestros productos afuera».

Rajoy recordó que el Gobierno ha encargado dos auditorías independientes sobre el estado de la banca española y que en el plazo aproximado de un mes podrán conocerse los resultados y se podrá actuar con arreglo a la verdadera situación de los bancos.

El presidente del Gobierno español recomendó medidas similares en otros países de la Unión Europea yanunció la celebración de una conferencia de inversores alemanes, el próximo 6 de septiembre de 2012, en Madrid, a la que acudirán la canciller Merkel y representantes de diferentes empresas alemanas interesadas en invertir en España.

«Con ello queremos dar un golpe importante a la inversión extranjera en nuestro país».

Rajoy calificó de sinsentido el debate entre austeridad y crecimiento ya que, en su opinión, ambas vías llevan al crecimiento y a la creación de empleo.

EL DEFICIT OCULTO DE LAS CCAA

Preguntado sobre el desfase del déficit público de algunas Comunidades Autónomas, como Madrid o la Comunidad Valenciana, Rajoy quitó importancia al tema:

«Lo más importante es la transparencia y en estos últimos años ha habido un déficit oculto. El plan para que puedan cobrar los proveedores, por importe de 35.000 millones, ha dado lugar a que facturas de las que hablaban algunos pero no se veían por parte alguna, y que supuestamente estaban en los cajones, ahora se van a cobrar».

EL DOBLE JUEGO DEL PSOE

Y mientras tanto, el PSOE se dedica con fruición casi profesional a un doble juego: por un lado ofrece pactos en el Congreso, para salir favorecido en los periódicos, y por otro agita la protesta callejera.

Tiene su lógica, porque la situación no es sencilla para los socialistas.

Hasta hace cinco meses gobernaban y ahora son la oposición, pero con escasas posibilidades de ganar batalla parlamentaria a punto de perder el chollo propagandístico que ha sido para ellos RTVE.

Y eso, en un país acogotado por la crisis y con el Consejo de Ministros anunciando sacrificios a los ciudadanos cada viernes, un sector de la militancia empuja para girar a la izquierda, salir a la calle y sumarse al descontento social; en paralelo, la dirección del PSOE aparenta templar: ejerce de partido de Estado, ofrece pactos al Gobierno, llama a la calma.

EL CAMINO A BERLÍN

En cualquier caso y tal como s eha puesto el panorama,todos los caminos conducen a Berlín.

Al final de la peor semana de la historia reciente para la economía española, con la prima de riesgo en 500 puntos por primera vez, en el Gobierno de Mariano Rajoy se ha instalado una mezcla de frustración y autocomplacencia.

Nada parece funcionar, pero ellos están convencidos de estar haciendo lo correcto. ¿Qué falla entonces?

Para el equipo de Rajoy falla Europa, no España. Son sus instituciones, y en especial al BCE, a quien reclaman inyección de liquidez a la banca y compra de deuda española, las únicas que pueden arreglar la situación, dicen en La Moncloa. ¿Y quién se resiste a hacerlo? Sobre todo, Alemania.

Pese a que el presidente ha afirmado al llegar a Chicago que no lleva ruegos para la mandataria alemana, algo habría que decirle a los germanos.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído