GARCÍA MARGALLO / MINISTRO DE EXTERIORES

«Europa se federa o desaparecemos del mundo»

"Mariano Rajoy es respetado por todos, desde Merkel a Monti"

A Arenas le veo donde él quiera; es uno de los políticos más importantes que tenemos en el PP, que ha hecho grandes sacrificios

El titular de Exteriores no es un ministro más. Mucho menos en las actuales circunstancias. Tanto por la cartera que ocupa, su experiencia en el Parlamento Europeo, como por su estrechísima relación -personal y profesional- con Mariano Rajoy.

-La carta de Rajoy a Barroso y Van Rompuy lo fía todo al Banco Central Europeo.

-La economía española tiene un problema de financiación y el único que tiene liquidez es el BCE.

-Pero Draghi y Alemania siguen oponiéndose.

-Si se hubiera operado racionalmente, una vez que se abre una línea de crédito de 100.000 millones para recapitalizar bancos, lo lógico habría sido acompañarla con una compra masiva de deuda. Se hubieran abierto los mercados y todo habría empezado a rodar, pero como llevamos bastante tiempo haciendo las cosas a medias, la operación no se ha hecho y han primado otros factores que han castigado a la prima de riesgo.

-Esto es…

-Parar abrir los mercados, y para eso tienes que restablecer la confianza bajando la prima de riesgo. Y para bajarla tiene que actuar el BCE, que es el único que puede.

-¿Y si sigue sin actuar? ¿Qué margen tiene España?

-El panorama de la zona euro se complicaría mucho. Tenemos a Grecia al borde del caos, Irlanda y Portugal como están y España e Italia sufriendo el acoso de los mercados. El tema no es España, es un tema mundial.

-¿Por qué?

-Un ejemplo. Acabo de regresar de una gira con la presidenta Roussef [Dilma, Brasil], Piñera [Sebastián, Chile], Humala [Ollanta, Perú], Santos [Juan Manuel, Colombia] y Calderón [Felipe, México]. Todos apuntaban a lo que nos habían dicho en Chicago: «Hagan ustedes algo y, si son incapaces de arreglarlo con los mecanismo europeos, recurran al FMI». Eso sería reconocer el fracaso absoluto de la UE. Esto hay que resolverlo en tres meses; pero no el problema de España, el problema del euro.

-¿Confía en que llegue el crédito a la economía real tras el rescate bancario?

-Si logras sanear los balances de tus bancos, es obvio que pueden reanudar su actividad normal. Una vez que llega la ayuda, estamos en el buen camino. Ahora, esto no es la purga de Benito, no se arregla al día siguiente.

-¿Le molesta hablar de rescate bancario?

-Es que no es un rescate bancario. La European Financial Stability Facility nace para hacer frente al segundo rescate de Grecia. Ese mecanismo sirve también para Irlanda y para rescatar a economías en su conjunto. El 21 de julio del año pasado hubo un acuerdo que amplió las funciones de este fondo a préstamos preventivos, compra de deuda y recapitalización de bancos. Estamos hablando de recapitalización de bancos. No es un rescate, es una ayuda financiera, una línea de crédito que va al FROB. Podemos hablar de rescate bancario en sentido genérico, pero de lo que se trata es de una ayuda específica para recapitalizar bancos.

-¿Cree que Almunia ha sido tremendista o inoportuno?

-Si todo lo que tiene que decir es insistir en que en lugar de recapitalización se hable de rescate y en que los bancos que reciban ayuda europea van a estar sometidos a una vigilancia especial, no es un gran descubrimiento.

-¿Admite como político cierta culpa en el desastre financiero español en la medida en que han sido las Cajas, extensiones de los partidos, las causantes del agujero?

-Hay un sector financiero que ha estado sano y sigue estándolo. Se han demostrado debilidades y ahí es obvio que está una parte de las Cajas, no todas. Hay una responsabilidad del supervisor, que debía haber garantizado las buenas prácticas y conductas. En el informe sobre supervisión bancaria europea que hice en 2010 siendo eurodiputado, insistía en trasladar la supervisión a la EBA, al supervisor europeo… Cuanto más lejos esté el supervisor de la entidad que fiscaliza, mejor.

-Pero al margen del supervisor están los gestores. Extensiones del PP y del PSOE…

-El resultado de los gestores de las Cajas que han entrado en esta dinámica no es brillante, obvio. El resultado de la politización de las Cajas me ha parecido siempre un auténtico desastre. Los gestores tiene que ser profesionales del sector.

-¿No pecó de euforia el Gobierno al anunciar el rescate bancario?

-No, era algo extraordinariamente complicado y en principio se trata de una operación brillante en un momento muy difícil. Supone anticiparse a los acontecimientos que puedan suceder en Grecia. La prueba es que Irlanda, Grecia y Portugal quieren negociar sus condiciones, e Italia ya se plantea la posibilidad de recapitalizar sus bancos -y Francia probablemente también-.

-¿Se sienten rehenes de una herencia insoportable?

-Nos hemos sentado delante del notario, ha abierto el testamento y resulta que la herencia era mucho peor, es evidente. El déficit era superior al previsto (del 6 al 8,9%), facturas sin contabilizar, te decían que el sector financiero era el mejor que el mundo ha conocido desde Felipe II y te encuentras con unos agujeros como estos.

-Las propuestas de la unión fiscal y bancaria que complementen la monetaria van en la lógica de una federación de Estados europeos.

-¡Inshala, inshala! Siempre he creído en los Estados Unidos de Europa y en que el problema de la UE es que se fue a una política monetaria unificada sin un contrapeso de una política económica unificada. O Europa va a una federación o desapareceremos del mundo: la competencia de EE UU, China, India… Intentar hacerles frente con una miríada de pequeños Estados es absolutamente imposible.

-¿Las autonomías tal y como están hoy concebidas suponen un lastre para la economía?

-Hay que hacer una reflexión sobre cómo deben funcionar las Administraciones Públicas: central, autonómica y municipal. A raíz del lanzamiento de la marca España hemos recibido un montón de sugerencias de multinacionales acerca de cuáles son las aspectos que les hacen la vida más fácil o difícil. Probablemente haya que variar la distribución de competencias en algunos casos: concesión de permisos y licencias, tributación múltiple…

-Ahí está el ejemplo paradigmático de las ‘embajadas’ autonómicas.

-Lo que estoy haciendo en el servicio diplomático es que aquellos sitios donde no se justifica que tengamos una embajada o consulado se incorporen a la legación diplomática de la UE, ahorrándonos una cantidad de dinero que nos sirve para redesplegarnos en aquellas zonas donde tenemos que crecer: EE UU, China, Brasil o India. Les he pedido lo mismo a las autonomías. Es más sensato que vengan a las delegaciones de Exteriores en lugar de tener su propia representación, con lo que ello significa y la poca eficiencia que tienen.

-¿Qué recepción está encontrando en las comunidades?

-La Rioja y Castilla y León ya han firmado. Valencia llegó a tener 23 oficinas comerciales. Y las ha cerrado.

-Con Cataluña lo va a tener más difícil…

-El TC reconoce a las CC AA la posibilidad de representaciones en el exterior. Ahora, si consideran que nuestra propuesta es más útil, que se ahorran dinero y pueden hacer más ambulatorios, es una opción que les damos.

-La Prensa internacional no está ayudando a la ‘marca España’.

-Es evidente que no estamos en el mejor momento de imagen. Pero si compara la imagen del país con la de los indicadores sectoriales, te encuentras con muchas sorpresas. Tenemos que sumar todos los indicadores parciales de prestigio (nuestra lengua, gastronomía, deportes, etc.) y construir una marca España. Habrá sitios en los que habrá que incidir en que hemos hecho el tren de La Meca a Medina, y en otros, en cuánta gente se ha escolarizado gracias a nosotros.

-¿Qué papel juega el Rey?

-Es el gran guardián de la marca España, su mayor activo diplomático y comercial.

-Anunció medidas contundentes contra Argentina tras la expropiación de YPF.

-Entre las medidas que se podían tomar sin interferir en la población, impulsamos la prohibición de importación de biodiésel y una ofensiva diplomática en todo el mundo. En la UE se ha actuado en la Comisión, en el Parlamento y en el Consejo. La UE ha activado las reclamaciones que tenía contra Argentina en la OMC y se está estudiando la retirada del sistema de preferencias generalizadas. La reacción de EE UU ha sido contundente y estudian la posibilidad de su expulsión del G-20, además de que se le han retirado las exenciones arancelarias. Hemos tenido declaraciones de apoyo de prácticamente todos los países del mundo.

-Sorprendieron sus palabras sobre la Alianza de Civilizaciones.

-La Alianza de Civilizaciones no entusiasmó al PP, pero pasó a cobrar vida propia al convertirse en un programa de la ONU. ¿Tenía sentido abandonar aquel sitio? No. Ahora bien, nuestra aportación financiera va a ser proporcional a nuestro peso en la ONU.

-¿Cómo ve a Rajoy?

-Es un presidente que preside, que escucha y que toma decisiones. Tiene una gran presencia internacional y un gran respeto de sus pares, desde Merkel hasta Monti.

-¿Ve a Arenas en un Gabinete de Rajoy?

-A Arenas le veo donde él quiera. Es uno de los políticos más importantes que tenemos en el PP, que ha hecho grandes sacrificios.

NOTA.- leer artículo original en ‘La Gaceta’

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído