FERNÁNDEZ DÍAZ ASEGURA QUE ES "FALSO"

Interior no ha perdido la cabeza: no sustituirán policías por vigilantes privados en las calles

El ministro del Interior ha dicho que no se han "vuelto locos"

Interior no ha perdido la cabeza: no sustituirán policías por vigilantes privados en las calles
Jorge Fernández Díaz. EP

ha limitado las actuaciones de los vigilantes privados en la vía pública a las calles peatonales comercialesujj

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dicho que «es falso» que su Departamento vaya a sustituir a policías o guardias civiles por agentes de seguridad privada en las calles y ha dicho que no se han «vuelto locos».

Fernández Díaz ha dicho en los Desayunos informativos de Europa Press que para la elaboración de esta Ley han contado con la colaboración del PNV y de CiU que tienen policías autonómicas «y saben de lo que se está hablando». Asimismo ha recordado que sólo IU mantuvo una enmienda a la totalidad de la Ley durante su trámite parlamentario en el día de su aprobación y remisión al Senado generó duras críticas por parte del PSOE.

«Que nadie tema que en el Ministerio del Interior nos hayamos vuelto locos», ha llegado a decir el ministro quien ha limitado las actuaciones de los vigilantes privados en la vía pública a las calles peatonales comerciales tras la aprobación del la nueva Ley de Seguridad Privada.

Ha explicado que su actuación en la vía pública se limitará a esas zonas, pero siempre bajo la autorización de las fuerzas de seguridad del Estado competentes o las policías autonómicas. En cuanto a que se les reconozca el derecho a detener a personas, el ministro ha defendido que lo introducido en la nueva ley a este respecto «no cambia sustancialmente» con las actuales leyes vigentes.

«LA PRIVADA, SUBORDINADA A LA PÚBLICA»

Se ha remitido a la Ley de Enjuiciamiento Criminal de 1882 según la cual «cualquier ciudadano» puede detener cuando vea que se comete un delito flagrante. «¿Cómo no van a tener esa potestad los vigilantes privados?», se ha preguntado al tiempo que ha insistido en que «la seguridad privada estará subordinada a la seguridad pública».

A su juicio, esta Ley equiparará a España con los países de su entorno ya que actualmente cuenta con el ratio más alto de fuerzas de seguridad públicas por cada habitante y el ratio más bajo de vigilantes privados.

Preguntado acerca de qué sucedería si un agente de vigilancia privada se excediese en sus funciones o incurriese en alguna irregularidad, el ministro ha explicado que en ese caso sería una infracción penal que siempre tienen una responsabilidad personal. «Otra cosa es que pueda haber anexa una responsabilidad civil que podría hacer responsable subsidiaria a la empresa, pero eso es casuística», ha apuntado.

Asimismo ha aclarado que estos agentes privados solo tendrán rango de agente de la autoridad cuando se vean sometidos a una agresión o cuando desempeñen sus funciones en colaboración con las Fuerzas de Seguridad.

Fernández Díaz ha defendido también su Anteproyecto de Ley de Seguridad Privada diciendo que no plantea retirarla salvo que se lo pida el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ha reivindicado que el nuevo proyecto «no distingue de ideologías» y «pretende proteger más y mejor la seguridad ciudadana» desde «el pleno y absoluto respeto a los derechos fundamentales y las libertades públicas». «La violencia, las alteraciones de la seguridad ciudadana, la incitación al odio no tienen color ideológico», ha insistido.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído